sábado, 15 diciembre 2018
05:12
, última actualización
Deportes

Sin aire para el sprint

LA PREVIA. El Sevilla, que no rehuye la pelea en todas las competiciones en las que ha participado y en las dos que continúa, llega asfixiado a Anoeta tras el jueves. Unai deberá mover varias piezas

el 21 feb 2015 / 22:39 h.

Tremoulinas, Banega y Gameiro (Foto: Manuel Gómez). Tremoulinas, Banega y Gameiro (Foto: Manuel Gómez). Parece que aún está Aleix Vidal tratando de alcanzar la línea de fondo, con el lateral Wendt persiguiéndole de cerca, cuando el Sevilla se encuentra en otro escenario, afrontando la competición que le da de comer y sin tiempo para digerir lo ocurrido en una semana de auténtico infarto. Son las cosas de la Liga y de un Javier Tebas al que le importa, entre poco y nada, el natural y eficiente transcurso del torneo que el organismo que preside organiza. Anoeta será la plaza donde el conjunto de Unai Emery deba batirse el cobre por la Champions, con un equipo reventado y donde las rotaciones, pese a que haya hombres aún lejos de su mejor forma, deban ser el primer paso hacia el intento de asalto al feudo guipuzcoano. Sin embargo, así son las cosas. No se pueden cambiar. Las decisiones en cuanto al calendario, las televisiones y todo lo que esto acarrea no tiene vuelta de hoja. A mediodía, el Sevilla saltará al césped del territorio vasco para medirse a una Real tan irregular como impredecible, pero que en líneas generales tiene un buen bloque y al que al Sevilla siempre le cuesta un mundo derrotar. Unai Emery afronta el choque como lo hace siempre, tratando de colocar el once más fiable posible. Esa fiabilidad la ha encontrado en el que venció a Córdoba y Borussia Mönchengladbach en Nervión. Y no puede repetir. Lo primero es por las dos importantes bajas que tiene el entrenador: Nico Pareja ha tenido que parar por unas molestias, y no está el calendario como para que un buque insignia de quede fuera de lo que está por venir. Krychowiak tampoco estará en San Sebastián. Su roja frente al Córdoba (merecida) le hacen entrar en las rotaciones. Las buenas noticias parra el preparador vasco –que regresa a la que considera su casa– son la vuelta a la lista en Liga de los dos franceses: Gameiro y Tremoulinas. El delantero, en principio, no tiene ritmo para partir de salida, mientras que el lateral se presenta como una de las novedades en el once. Fernando Navarro lleva dos meses en los que no ha tenido ni un día de descanso y ya es hora de que se tome un respiro. Más si cabe con el partido del jueves en el horizonte. Y es que el Sevilla no termina aquí su camino, ni mucho menos. Es una parada más del recorrido. Ahora la carretera coge altura con la vuelta europea y la visita del Atlético de Madrid a Nervión dentro de siete días. Emery no tiene más opciones que ir refrescando su once. Deulofeu, Kolo, Diogo y Tremoulinas tienen un puesto casi seguro en el equipo titular, con Denis Suárez y Gameiro esperando su oportunidad. Uno de los jugadores más señalados será un Gerard Deulofeu que vivió uno de sus mejores días hace una vuelta ante los donostiarras. Su primer gol con el conjunto nervionense lo anotó en este encuentro, siendo fundamental para sumar los tres puntos y seguir en la zona alta de la clasificación. Era otra época. Días donde se estaba construyendo el equipo. Ahora la necesidad de equipo grande, la soledad y la avaricia de sumar siempre, son la hoja de ruta.

  • 1