Sin candidato a hermano mayor en Consolación

La hermandad de la patrona de Utrera ha tenido que suspender el proceso electoral

el 29 dic 2014 / 11:30 h.

bin_33644337_con_16595222 La patrona de Utrera, la Virgen de Consolación, es sin lugar a dudas la mayor devoción de la ciudad, extendiéndose su fama mucho más allá de los límites del término municipal utrerano. Sin embargo, esta enorme devoción no se traslada posteriormente a la nómina de hermanos, ni tampoco al entusiasmo institucional que sí despiertan el resto de cofradías. Dicho de otro modo, la gente siente como algo propio a la Virgen, pero sin necesidad de formar parte de la hermandad. Precisamente esta circunstancia, unida quizás a otros condicionantes, ha hecho que el proceso electoral abierto en la corporación mariana haya tenido que ser suspendido ante la falta de candidatos. Tras finalizar el plazo de presentación de candidaturas, nadie ha dado el paso al frente para encabezar una lista que debería haber llegado para ocupar los cargos que iban a dejar los miembros de la junta de gobierno que ha venido trabajando a lo largo del último cuatrienio. Así las cosas, las normas marcan una prórroga de los actuales dirigentes durante un año más, por lo que Salvador de Quinta seguirá en el cargo de hermano mayor. Una vez pasen esos meses, volverá a abrirse nuevamente el plazo para presentar candidaturas, empezando el proceso desde el principio. En caso de que se repitiera el mismo resultado que ahora, el Arzobispado, con el acuerdo del párroco de la localidad, estudiaría la creación de una gestora que se hiciera cargo de la corporación. Tendrían que pasar varios años sin ningún candidato a hermano mayor para que, según las reglas, se procediera a la disolución de la hermandad.

  • 1