viernes, 16 noviembre 2018
23:04
, última actualización
Cofradías

Sin dinero ni para mulos

La crisis obligará a la hermandad de Alcalá de Henares a realizar su presentación con el Simpecado a caballo.

el 22 may 2012 / 17:23 h.

La carreta de Alcalá en su recorrido por la ciudad madrileña.

No hay dinero ni para mulos. La hermandad de Alcalá de Henares, la número 100 entre las filiales de la Matriz almonteña, hará su presentación el sábado ante la Blanca Paloma con el Simpecado portado a caballo o, en su defecto, a pie por sus propios romeros. Los recortes en el presupuesto de la hermandad a causa del descenso en el número de hermanos que peregrinarán este año a la aldea almonteña, apenas 30, han obligado a esta corporación madrileña a prescindir de los gastos aparejados al traslado de su carreta y al alquiler de los mulos.


Los rocieros de la ciudad natal de Cervantes, que hasta el año pasado realizaban su trayecto hasta El Rocío desde Bollullos Par del Condado con dos noches de camino de por medio, también acortarán esta semana su peregrinaje saliendo directamente el jueves desde Almonte y haciendo sólo una noche de camino. "Saldremos el jueves después de la misa de romeros de las 9.00 de la mañana y llegaremos al Rocío el viernes a la hora del Ángelus", apunta el secretario de la corporación, Roberto Criado. Aunque esta vez, realizarán el camino sin la carreta para el Simpecado.


Después de echar números y dado el elevado coste del alquiler de las dos casas que soporta la economía de la hermandad, una en El Rocío y la otra en la propia Alcalá de Henares, sus responsables acordaron realizar la presentación el sábado ante la Patrona de Almonte con el Simpecado portado por un caballista. "Nos aseguramos primero que no incumplíamos ningún precepto por nuestra condición de filial y solicitamos el oportuno permiso a la Hermandad Matriz de Almonte".


"Hasta última hora lo intentamos todo para poder traer la carreta, pero la gente no baja ni un duro ni de los alquileres ni de los mulos. Así que nos hemos visto obligados a prescindir de la carreta si no queríamos pasar agobios económicos después esta temporada", indica con pesar el secretario de la hermandad.


Aunque dolorosa, la decisión de realizar la presentación a caballo permitirá a los rocieros de Alcalá de Henares ahorrarse un pico considerable en varias partidas. Además del coste del traslado de la carreta desde Madrid a tierras onubenses, la hermandad también eludirá el importe del alquiler de los mulos y los muleros, el del seguro de responsabilidad civil al que tenían que hacer frente por poner en la calle la carreta y, otro bocado importante, también se ahorrarán los gastos de al menos dos puestas de flores para adornar la carreta.


Aunque atípica, la estampa de los Simpecados de las hermandades portados por un jinete a caballo no es inusual. De hecho, la propia hermandad Matriz de Almonte, que mañana emprende su camino hasta El Rocío, porta así su estandarte hasta los arenales que custodian el santuario blanco de Doñana.

 

  • 1