Local

Sin fronteras para el día a día

Andalucía y Extremadura conectarán su sanidad y servicios sociales

el 27 ene 2010 / 21:51 h.

TAGS:

El presidente de Andalucía, José Antonio Griñán, junto a su homólogo de Extremadura, Guillermo Fernández Vara.

Extremadura y Andalucía firmarán en seis u ocho meses un acuerdo general de colaboración que permitirá ofrecer "soluciones compartidas" a cuestiones que atañen a ambos territorios relacionadas con la sanidad, la educación, las licencias de caza y pesca, el turismo, la aplicación de la Ley de Dependencia o la violencia de género, entre otras materias.

Así lo anunciaron ayer los presidentes extremeño y andaluz, Guillermo Fernández Vara y José Antonio Griñán, durante la visita institucional de este último a Extremadura, la primera a una comunidad autonóma desde que asumió el cargo en abril.
En concreto, aludieron a la colaboración entre centros de urgencia y emergencia de ambas comunidades y la conexión de los respectivos servicios 112, salud bucodental o cuidados paliativos, así como a la intención de que una familia "pueda tener acceso al reconocimiento de la valoración de la dependencia o para la idoneidad en el caso de una adopción, con independencia de que puntualmente esté residiendo en un sitio o en otro".
También avanzarán en el intercambio de software libre y el sistema educativo en las zonas limítrofes, en las licencias de caza, en proyectos de centros de investigación, y en infraestructuras para que futuras reformas de carreteras comunes sean acometidas "con características parecidas" en ambas zonas. También abogaron por aprovechar las perspectivas turísticas que suponen las mejoras de las comunicaciones en la Ruta de la Plata y, fomentar "estrategias comunes" para las relaciones con Portugal como regiones limítrofes.

Durante su intervención, Griñán destacó que la colaboración entre ambas comunidades no parte de cero sino que la cooperación ya existía de una forma "fluida y con poco conflicto", y que ahora se trata de "repasar todos los ámbitos de convivencia, que es cotidiana y en zonas comunes".

"Hay una serie de factores que compartimos y que convivimos y que merecen soluciones compartidas", dijo Griñán, quien se mostró "convencido" de que el acuerdo "hará que el ciudadano se sienta indistintamente andaluz o extremeño esté donde esté, y que no tenga el sentimiento de que tiene que hacer más trámites por ser extremeño en Andalucía o por ser andaluz en Extremadura".

Pese al buen clima de la visita, hay un tema en el que ambas comunidades mantienen un litigio: el recurso ante el Constitucional de Extremadura contra la transferencia a Andalucía de las competencias exclusivas sobre el río Guadalquivir prevista, y ya hecha efectiva, en la reforma del Estatuto andaluz.

Ayer el tema salió a relucir en la rueda de prensa y Griñán dijo que no le causa "temor" porque "para eso está el ordenamiento jurídico y el principio de legalidad", para dirimir. Insistió en que la transferencia se refiere sólo a las aguas del río que transcurren por territorio andaluz "sin perjuicio de la planificación del ciclo hidrológico" ni de "las obras de interés general, que sigue teniendo el Estado", por lo que no hay confrontación.

  • 1