Local

Sin fuerzas contra su hijo

Una mujer de San Roque (Cádiz) de 81 años, Juana Macías, pidió ayer que ingresen a su hijo de más de 50 años y enfermo de esquizofrenia en un centro especializado donde puedan tratarle, como ya decretó un juez en el último trimestre de 2008. La mujer afirmó que tiene "miedo" de que a ella o a su hijo les pase "cualquier cosa".

el 15 sep 2009 / 22:46 h.

TAGS:

Una mujer de San Roque (Cádiz) de 81 años, Juana Macías, pidió ayer que ingresen a su hijo de más de 50 años y enfermo de esquizofrenia en un centro especializado donde puedan tratarle, como ya decretó un juez en el último trimestre de 2008. La mujer afirmó que tiene "miedo" de que a ella o a su hijo les pase "cualquier cosa".

Según indicaron a Europa Press fuentes cercanas al caso, a finales de 2007 la Fiscalía ratificó, tras la evaluación de los informes médicos, la incapacidad del hijo de Juana Macías. Posteriormente, en el último trimestre de 2008, un juez decretó su ingreso en uno de los centros especializados, cuyos órganos competentes para resolver este tipo de casos son la Fundación Gaditana de Tutela y la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social de la Junta. Fueron determinantes para la decisión del juez los informes médicos y el testimonio de la madre, a quien le hacía "la vida imposible".

En declaraciones a Europa Press Televisión, la anciana explicó que lleva "27 años" luchando contra su hijo "después de que le diagnosticaran una esquizofrenia", a lo que agregó que ya no puede más y le faltan "fuerzas". Por ello, mostró su disposición a "partir" su pensión para que a su hijo lo ingresen en un centro especializado y puedan tratarle la enfermedad.

Odio mortal. Aunque Juana Macías dijo que su hijo "nunca" la ha agredido, sí la ha insultado e, incluso, la ha amenazado de muerte porque le tiene un "odio mortal". "Juana, estás muerta", aseguró la mujer que le ha llegado a decir. Sin embargo, manifestó que su hijo le tiene miedo y no cree que le vaya a hacer nada. A pesar de ello, no se atreve a acudir sola a la casa "en ruinas" en la que actualmente reside su hijo a escasos metros de la vivienda de Juana. "Los vecinos me dicen que no vaya sola a su casa porque me tiene un odio mortal, pero él me tiene miedo aunque me diga 'Juana, te voy a matar'", declaró.

La mujer relató ante las cámaras que su hijo era un "modelo de persona, una persona maravillosa" pero que lleva "cinco años en la calle" porque quería "vivir su vida" y se ha convertido en una "escoria". Así, actualmente, Juana ni siquiera deja a su hijo subir a su vivienda, aunque no le abandona. Le suministra alimentos y dinero para su manutención con una cuerda a través de la terraza.

peligro. "Ahora se tira en la carretera con los brazos abiertos y un día lo va a atropellar un coche. Cada vez que escucho una ambulancia se me ponen los pelos de punta, porque cuando toma la medicación está muy bien pero no cuando la mezcla con drogas y alcohol", aseguró Juana Macías.

La anciana aseguró que "cada vez" que lo han ingresado le han dicho que "eso no es un hotel" y que "está estupendamente". Sin embargo, la madre afirma que a los pocos días de salir del centro "está igual".

  • 1