Local

Sin indicios de la despedida

el 16 sep 2009 / 07:15 h.

TAGS:

Si alguien esperaba una señal de despedida del cardenal, se equivocó. La posibilidad de que Carlos Amigo Vallejo estuviera presidiendo por última vez la procesión de la Virgen de los Reyes estaba ayer en boca de todos menos del propio arzobispo, que ni en su homilía ni en la despedida de la misa hizo alusión alguna.

El cardenal cumple 75 años el próximo domingo, y en ese momento su cargo quedará a disposición del Papa. Podría permanecer más tiempo al frente de la diócesis, pero hay muchas posibilidades de que esté cerrando un ciclo. Mientras comienzan incluso los homenajes -el Ayuntamiento ha anunciado ya que tendrá una calle en el Cerro del Águila-, Amigo fue ayer tan discreto como lo ha sido las últimas veces que le han preguntado, en las que ha asegurado que él se limitará a poner su cargo a disposición y a esperar.

En su homilía reiteró un mensaje social que se ha convertido en una de las señas de identidad del franciscano, y aludió a la crisis económica: pidió un esfuerzo para superar "las dificultades que atravesamos en estos momentos y que repercuten, sobre todo, en los más débiles: falta de trabajo, carencia de lo más elemental para poder vivir, incertidumbre sobre el futuro, sufrimiento en las familias, inseguridad permanente..."

El cardenal recordó que ante esta situación la Iglesia ha de hacer un esfuerzo aún mayor: "que aumenta la necesidad y la indigencia, pues más generosas son las ayudas que la Iglesia aporta a la sociedad", y ejemplificó con el incremento de la actividad de Cáritas, los programas de asistencia y ayuda para indigentes, anciano o niños, las campañas de Manos Unidas o el aumento de proyectos de desarrollo en otros países.

Amigo aprovechó la celebración de la Virgen de los Reyes, además de para celebrar la figura de la Virgen, para lanzar otro de sus también habituales mensajes al llamar a los fieles a la coherencia: "no pueden existir distingos extraños entre el pensamiento y la vida, entre las ideas y la conducta, entre los convencimientos privados y las actuaciones públicas, entre la fidelidad a la creencia religiosa y los comportamientos morales", con el que parecía aludir a los enfrentamientos Iglesia-Gobierno por asuntos como la reforma del aborto, en los que el cardenal nunca ha sido especialmente incisivo.

Un momento crítico de la misa llegó con el saludo de la paz, en el que la gente obvió olímpicamente las recomendaciones de Sanidad para evitar el contagio de la gripe A -como no besar y no dar la mano-, que en la Catedral de Toledo ya se ha pedido que se cumplan, y que incluyen también no utilizar el agua bendita ni participar en besamanos o besapiés.

Amigo finalizó su eucaristía dando las gracias por el éxito de la celebración, sin permitirse ninguna alusión personal. Quien quiera leer entre líneas quizá pueda encontrar una alusión sutil, muy sutil, a la añoranza de la Virgen de los Reyes que sufren los que viven lejos de Sevilla. Quizá.

  • 1