Cofradías

Sin nazarenitos para el nazareno más bajito

Los numerosos niños que componen el cortejo de la hermandad no pudieron acompañar al Cristo de la Salud, una de las tallas más pequeñas.

el 26 mar 2013 / 23:48 h.

TAGS:

“Pisha vamos”. Aunque lo parezca, esta expresión no la dijo nadie en Cádiz sino el padre de un pequeño nazareno de La Candelaria que, camino de regreso de la Iglesia de San Nicolás una vez confirmado que la cofradía no salía, no hacía carrera de él por Santa María la Blanca. El pequeño iba parándose cada dos por tres repartiendo los caramelos de su cesta que sabía que no iba a poder dar durante la salida procesional. Y es que tras confirmarse la noticia en San Nicolás, y mientras los hermanos nazarenos mayores rezaban en el interior el viacrucis, por las puertas de la parroquia no paraban de salir padres con nazarenitos de la mano. La Candelaria es una hermandad que cuenta con muchos pequeños en su cortejo, esos capirotes bajitos que ayer se quedaron sin poder acompañar al Cristo de la Salud, de talla también menuda como ellos.

Pese a que el Cecop informó por Twitter de que La Candelaria había pedido una hora de prórroga, sobre las 18.20 horas –apenas cinco minutos después de la hora fijada para su salida–, el hermano mayor, José María Cuadro, se dirigió a los hermanos para informarles de que las previsiones meteorológicas daban un 80% de lluvia a partir de las ocho o las nueve de la noche y que de ahí en adelante iban a producirse varios chubascos cortos pero fuertes, como efectivamente ocurrió.

La Candelaria se quedó en San Nicolás por tercer año consecutivo. La Candelaria se quedó en San Nicolás por tercer año consecutivo. / Victoria Hidalgo “No sé quién ha dicho lo de la prórroga, nosotros no la hemos pedido, no tiene sentido porque el problema es cómo avanza la tarde, que va a peor”, explicó a este periódico Cuadro. La junta de gobierno se reunió a las seis de la tarde y lo tuvo claro. No se planteó ni prórrogas ni itinerarios alternativos. Como muchas del Martes Santo, es el tercer año que se quedan en casa pero tenían claro que no querían repetir lo ocurrido en 2007, cuando les cayó un buen chaparrón. Este año, además, la Virgen lucía los bordados del manto y del palio con gran esplendor ya que han sido limpiados. “Están preciosos”, presumía orgulloso el hermano mayor, sin olvidar al Cristo de la Salud, el único de la Semana Santa cuya túnica es también tallada y que en 2012 presidió el Viacrucis del Consejo de Hermandades y Cofradías. Tras el rezo de las catorce estaciones en el interior del templo, los titulares de la hermandad –que permanecían mirándose uno a otro en posición lateral a la puerta de salida– fueron retranqueados mediante unas ruedas calzadas en los zancos para que los fieles los vieran de frente desde la puerta. La hermandad permitió la entrada sobre las 19.45 de la tarde y “hasta que haya gente” porque “no tenemos prisa”, aseguró Criado. Como a las puertas de muchas iglesias ayer, la gente esperaba paciente. Poco a poco se iba sabiendo que Santa Cruz y el Dulce Nombre tampoco salían y no había nada en la calle así que la visita a los templos, y a los bares, eran lo único que quedaba.

  • 1