martes, 11 diciembre 2018
16:12
, última actualización
Local

Sin noticias de Lina Morgan

El pasado 18 de noviembre era ingresada en la UCI y desde entonce no se sabe nada.

el 18 may 2014 / 12:49 h.

TAGS:

Lina MorganMadrileña de pro y en vísperas de San Isidro, Lina Morgan sigue ingresada en un hospital de la capital. El pasado 18 de noviembre era ingresada en la UCI, pero la noticia no saltaba hasta una semana después. Desde entonces, y como si esta historia se titulará Sin noticias de Gurb, permanece ingresada y en plenas fiestas patronales, se cumplirán ya la friolera de seis meses. Dani Pontes, su fiel escudero, persona de confianza, chófer, etc, etc, se ha atrincherado a los pies de su cama, y no deja a nadie visitar a la artista. Donde el, ve una orden de su "jefa" otros ven un aprovechamiento en toda regla ya que la actriz no tiene ni marido ni descendía. En un principio se especuló, con que el ingente patrimonio de la intérprete del Último tranvía, sería para la organización benéfica del Padre Ángel, pero enseguida salió el mismo a desmentirlo y pedir por la pronta recuperación de Lina. De hecho, Pontes que es la persona de confianza de la Morgan, esta más callado que nunca. Diariamente acude a cada turno de visitas para estar a su lado. El hermetismo sobre el estado de la protagonista de Vaya par de gemelas, es más que riguroso y tan solo él y el cuerpo médico que la atienden saben su estado real. La confidencialidad por parte del hospital es todavía más brillante si aún cabe. El respeto por el paciente y ese mensajito que en todos los hospitales te dan cuando llamas para hablar con tu familiar, y que todos nos sabemos ya de memoria (hoy en día no eres nadie si no tienes móvil para hablar con ellos), es de lo más profesional. Y la verdad, tampoco están los tiempos y quedarte sin trabajo como para contar nada sobre la que tantas veces abrió el telón del teatro de la Latina. Europa Press ha hablado en distintas ocasiones con Dani, e infranqueable no cuenta más que las palabras que quiera decir, le da igual quien le llame. Cual perro guardián y de lo más correcto protege la intimidad y no quiere que nadie ni de la familia más allegada -sobrinos que antes no estaban a su lado como ellos mismos han relatado en diversos platós- ni gente que haya trabajado con ella, se "pueda aprovechar" de ir hablando sobre el estado de Lina. A pesar de estarle lloviendo críticas por este comportamiento, ya que muchos artistas se han acercado hasta el hospital, él sigue en sus trece. No contar a los cuatro vientos como esta Lina, ni a golpe de billete ni por bien quedar. No obstante, este caso no es la primera vez que sucede, pues Carlos Larrañaga, coqueto donde los haya, no quería que nadie supiera como se encontraba durante su convalecencia, no era una decisión de sus hijos, sino del propio actor que prefería que todos nos quedáramos con su planta de galán. De igual modo -aunque sin estar ingresado y por motivos bien diferentes- paso con Alfredo Di Stefano, desde que acabarán en juicio para que los hijos tuvieran su custodia, justo cuando se iba a casar con su secretaria, una mujer bastante más joven que él, poco nada se ha sabido del emblemático exjugador del Real Madrid.

  • 1