lunes, 10 diciembre 2018
17:11
, última actualización
Deportes

Sin Plan B para el banquillo

El consejo, dividido entre los partidarios de Mel y Serra, no encuentra alternativas. El balear, sin el respaldo de Ollero ni Estepa, no pierde la esperanza de volver y exige estabilidad con un contrato largo.

el 12 dic 2014 / 10:59 h.

Francisco Estepa, Álvaro Viguera, secretario del consejo, y Juan Carlos Ollero, antes del inicio de la junta del pasado martes. / Manuel Gómez Francisco Estepa, Álvaro Viguera, secretario del consejo, y Juan Carlos Ollero, antes del inicio de la junta del pasado martes. / Manuel Gómez Los movimientos en el Betis en torno a la figura de quién será el nuevo entrenador viven un capítulo nuevo y mareante cada día, pero las posturas están claras y definidas sobre los dos principales candidatos: Lorenzo Serra Ferrer y Pepe Mel. La división en el consejo entre el balear y el madrileño sigue patente, pues mientras que algunos de los consejeros, con el beneplácito de Alexis, como es lógico, quieren la llegada del de Sa Pobla, el presidente, Juan Carlos Ollero, y el administrador judicial, Francisco Estepa, no están por la labor de firmarlo. Sobre todo, el letrado cordobés, muy molesto por el hecho de que el pobler no pudiera llegar el pasado verano por su situación en el Mallorca. Ante esta tesitura, el consejo, apoyado en Alexis y el Chuti Molina, han tocado a innumerables entrenadores sin que hubiese fumata blanca, de ahí que en estos momentos todo esté a expensas de que Merino sea capaz de ganar los dos partidos de Liga que quedan para que acabe la primera vuelta. Esto le daría mucho crédito para ser el técnico hasta el final de la temporada. No obstante, los movimientos para que Serra Ferrer acabe siendo el nuevo inquilino del banquillo bético no han terminado, aunque su nombre ha perdido fuerza en las últimas horas. El Gerena, como adelantó El Decano Deportivo, ya trabaja en busca de un nuevo entrenador, consciente de que José Juan Romero está muy cerca de convertirse en nuevo técnico del Betis B. Esto va encaminado a que Serra Ferrer fuese el nuevo entrenador y Merino, su segundo, pero ante la reticencia de Ollero y Estepa, y esa falta de alternativas, Merino seguiría siendo el primer entrenador, con el apoyo de Capi, y el actual preparador de los mineros se encargaría del segundo equipo. Pedro Morilla volvería al División de Honor juvenil. No obstante, Serra Ferrer sigue con su idea de entrenar al Betis, y en su círculo más cercano va deslizando la idea de que su llegada estaría supeditada a un largo periodo de contrato, con el fin de encontrar la estabilidad que no ha encontrado en el Mallorca. Precisamente, a eso se refirió ayer, sorprendentemente, Manuel Ruiz de Lopera, en unas declaraciones, en Onda Cero, en las que atacó la vuelta del que fuera entrenador del conjunto de Heliópolis: “Sólo digo una cosa. No comprendo cómo un señor que llega al Mallorca, estando éste en Primera, y luego lo desciende a Segunda, se lleva otra campaña más en Segunda, y este señor, siendo accionista y propietario, no ha sido capaz de entrenar a su club de su alma, que es el Mallorca. ¿Cómo puede venir al Betis a entrenar? Serra no ha sido capaz de entrenar a su equipo en seis años y pico. Si no entrena en el equipo de su casa, donde es accionista y uno de los propietarios, yo digo, como accionista mayoritario que soy de Farusa y del Betis, que no comprendemos cómo ese señor que no tiene confianza ni para entrenar en su casa puede entrenar al Betis”. El empresario de El Fontanal, que lleva mucho tiempo sin hablar en los medios de comunicación, no dudó en atacar al preparador balear, cuyos movimientos ya quedaron en evidencia tras las declaraciones, el pasado fin de semana, de Alfonso Pérez Muñoz, quien desveló cómo Serra Ferrer y Alexis llevan “en la sombra” realizando desde verano todos los movimientos relacionados al equipo, en cuanto a la figura del destituido Velázquez como en la llegada de las incorporaciones. Habrá que esperar, por tanto, a la última semana de diciembre para conocer quién será el preparador del cuadro verdiblanco hasta el final de la temporada, como Ollero dijo en la junta del pasado martes, a pesar de que los movimientos se siguen sucediendo con el paso de los días. Mientras tanto, Merino sigue preparando la cita ante el Lugo y la posterior, en la Copa, ante el Almería, ganándose el respaldo de los jugadores.  Éstos ya han empezado a notar los cambios con la llegada del preparador linense, con respecto a Velázquez, y así se refleja en los entrenamientos.

  • 1