Local

Sin rastro de la etarra Inés Del Río

Han pasado 13 días desde que la etarra salió de la cárcel gallega de Teixeiro y no se ha dejado ver en público, ni siquiera en su pueblo.

el 03 nov 2013 / 14:59 h.

TAGS:

fotonoticia_20131103121834_800 Han pasado 13 días desde que la etarra Inés del Río Prada salió de la cárcel gallega de Teixeiro, casi dos semanas en las que la terrorista se ha mantenido invisible y no se ha dejado ver en público, ni siquiera en su pueblo natal de Tafalla (Navarra), una localidad de 11.000 habitantes donde muchos vecinos de su generación ni la conocen y donde ya no conserva lazos familiares directos. Según informaron a Europa Press fuentes de la lucha antiterrorista, al menos hasta el año 2012, Del Río comunicaba a su centro penitenciario una dirección de referencia correspondiente a un domicilio situado en la calle Espronceda de Tafalla. Esa era la dirección más reciente de la que se tenía constancia, aunque no era la única. En el pasado también comunicó otra en el Parque de los Enamorados, número 14 de Pamplona donde vive su hermana Cristina. También facilitó otra en la Calle Nueva de la capital Navarra, sin que hasta el momento se le haya visto en ninguno de estos lugares. La terrorista ha pasado 26 años en prisión en los que siempre se mantuvo fiel a las directrices que la banda imponía en prisión a su Colectivo de Presos. Fuentes penitenciarias recuerdan que era una interna reivindicativa que durante su estancia en prisión remitió decenas de escritos de queja o peticiones.

PRESA REIVINDICATIVA

Era habitual que manifestase su disconformidad por numerosos aspectos, entre ellos el horario establecido para el uso del polideportivo de la cárcel durante los fines de semana. En su expediente constan además hasta seis sanciones por motivos disciplinarios como participar en las protestas organizadas del EPPK. Llegó incluso a pedir su libertad condicional, pero se le rechazó. Sus años en prisión --en los que nunca disfrutó de permisos de salida-- sumados a los años que permaneció en la clandestinidad por su militancia en ETA hacen que Del Río estuviese cerca de tres décadas sin visitar su pueblo natal. Vecinos de Tafalla aseguran directamente no conocerla. Algunos ahora dedicados a la política municipal y que tienen la misma edad que la terroristas sostienen no haberla visto nunca. El caso de la ex integrante del 'comando Madrid' de ETA y autora de 24 asesinatos ha protagonizado muchas conversaciones estos últimos días en Tafalla. Algunos hosteleros locales aseguran que tampoco la conocen y, según dicen, son muchos los clientes habituales que mantienen no haberla visto tampoco o al menos no recordarla. En cambio advierten de que entre el séquito de seguidores y allegados que la acompañaba a su salida de prisión sí había al menos dos personas residentes en Tafalla.

  • 1