Economía

"Sin reforma laboral no habrá un nuevo modelo económico"

El despacho de abogados Cuatrecasas impulsa un instituto de debate sobre el mercado de trabajo, que se presentó ayer en Sevilla

el 13 nov 2009 / 22:31 h.

"Será imposible un nuevo modelo productivo en España, como el que el Gobierno quiere impulsar, sin un nuevo marco de relaciones laborales que defina dónde queremos ir con nuestro mercado de trabajo".

La sentencia es de Salvador del Rey, presidente del Instituto Internacional Cuatrecasas de Estrategia Legal en Recursos Humanos , un foro de reflexión que agrupa la experiencia del centenar largo de letrados laboralistas del despacho de abogados. Ayer se presentó en Sevilla ante una veintena de empresas, con la asistencia del consejero de Empleo de la Junta de Andalucía, Antonio Fernández. Y de la comunión de ideas, que también se recaban en otras capitales españolas, surgen múltiples propuestas, las que Cuatrecasas aspira a aportar al debate del mercado de trabajo.

La reforma laboral, indicó Del Rey, es necesaria, pero matizó que la cuestión no se debe reducir al abaratamiento del despido, que es una pieza más -aunque sólo una- dentro de un nuevo marco de regulación que habrá de profundizar en la flexibilidad dentro de las empresas, atajar los elevados índices de temporalidad y hacer más atractivo el contrato indefinido -sobre todo, el suscrito a tiempo parcial-.

Es más, el abogado señaló que de la crisis económica y la sangría de puestos de trabajo que hemos tenido en nuestro país, más acusada que en los europeos, "no habremos aprendido la lección" si, cuando escampe el temporal, las tasas de temporalidad siguen rozando el 40%. En este punto, Fernando Moreno, director del Instituto -y durante dos décadas responsable del departamento de relaciones laborales de la patronal CEOE, y de negociaciones con los sindicatos y reformas del mercado de trabajo entiende lo suyo- indica: "No podemos abordar el siglo XXI con unas normas del siglo XX".

Modelo alemán. ¿Cabe adoptar el modelo alemán a España? Salvador del Rey considera que ningún modelo se puede trasplantar de un Estado a otro, aunque sus principios y su eficacia "hay que tomarlos como referencia". Así, resumió, en Alemania la flexibilidad laboral es incluso mayor que aquí, pero el contrato indefinido es más atractivo, está generalizada la contratación a tiempo parcial y, asimismo, los mecanismos de flexibilidad dentro de la empresa y de reducción de jornada y de los sueldos se activan inmediatamente -sin necesidad de mediar reforma laboral- en épocas de crisis, y nosotros carecemos de esa agilidad. "Por ello, deberemos buscar nuestro propio modelo, más eficiente para la empresa a la vez que más protector para el trabajador", apostilla Moreno.

Según los letrados, quienes estuvieron acompañados durante la rueda de prensa de ayer por los abogados Luis Olivencia y Eduardo González Biedma, combatir la economía sumergida, disparada por la crisis económica y el paro, es también posible con un nuevo marco regulatorio. Y aunque las competencias laborales sean estatales, las comunidades mucho pueden aportar en formación.

  • 1