Local

Sin sitio para las bicis

El tráfico obliga a los ciclistas a circular por las aceras. Las asociaciones destacan los problemas del casco Histórico.

el 21 feb 2010 / 19:40 h.

TAGS:

La Ordenanza permite la circulación de bicicletas en "zonas peatonales y aceras de más de cinco metros de anchura, en los que al menos tres de ellos estén expéditos", según su artículo 41, siempre que se cumplan unas condiciones mínimas de seguridad. Sin embargo, "en el casco histórico no hay aceras de estas características", como apunta Ricardo Marqués, presidente de la asociación ciclista A Contramano.

Todo aquel que utilice la bicicleta por el Centro debe compartir la acera con los coches. Es de esta manera como empieza una auténtica odisea a pedales. "A todos nos ha pasado que el coche que tenemos detrás nos empieza a pitar para que nos apartemos", cuenta Marqués. Este problema "será mucho menor" con la anunciada limitación de 45 minutos para los no residentes propuesta por la delegación de Movilidad, pero según el presidente de A Contramano, la presión sobre los ciclistas se debe a "la incultura cívica de algunos de los automovilistas". Amparados en este fenómeno, o bien por iniciativa individual, muchos de los ciclistas finalmente optan por subirse a la acera, a pesar de que de este modo se incumple la normativa. "Falta vigilancia", asegura Manuel Antonio Ruiz-Berdejo, presidente de la asociación de vecinos del Museo y su entorno. "Se han acostumbrado a hacer las cosas mal", apunta Antonio Fernández, de la Asociación Torre del Oro, una de las denunciantes de la ordenanza. Con esta situación tienen que lidiar también a menudo los taxistas.

Fernando Morales, el presidente de la asociación Unión Sevillana, cree que no son sólo los ciclistas los que causan problemas en el Centro. "Es el mal uso, no sólo de bicicletas, sino de cualquier otro vehículo". La posible solución se encuentra, según A Contramano, en la propia Ordenanza: "Prioridad peatonal en todo el Centro".

  • 1