viernes, 19 abril 2019
01:26
, última actualización
Cultura

Sinde aboga por impulsar la danza a pesar de la actual crisis

Para la ministra es un "ejemplo cívico y moral por su confianza y perseverancia en algo incierto".

el 29 abr 2011 / 20:09 h.

TAGS:

La ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde

La ministra de cultura Ángeles-González Sinde presidió ayer, con un amplio retraso motivado por sus obligaciones políticas, el acto conmemorativo del Día Internacional de la Danza. El evento sirvió también para la presentación del libro La guerra civil española en la Modern Dance del fallecido Delfín Colomé.


La ministra señaló a esta rama de la cultura como crucial para la complicada situación que atraviesa el país. "Su confianza es fundamental para los tiempos de crisis", aseveró con firmeza la también directora de cine ante la presencia de importantes directivos del mundo del baile.


En alusión a los datos de la EPA conocidos en la mañana de ayer, González-Sinde hizo hincapié en el "ejemplo cívico, moral y personal" que el mundo de la danza transmite por su "confianza" y "perseverancia" en algo "incierto y frágil" e insistió en la importancia de mantener esa actitud ante la actual coyuntura económica.


La titular de Cultura, cuya comparecencia en el Consejo de Ministros provocó su llegada al final del acto, recordó el compromiso que tiene su departamento con la danza refiriéndose al Plan General de esta disciplina, los recientes estatutos de la Compañía Nacional de Danza y del Ballet Nacional de España, el proceso de selección de los nuevos directores de estas compañías, el Consejo Asesor o el propósito del Ministerio en cuanto a la apertura de estilos.


Instantes antes, Antonio Álvarez Cañibano (director del Centro de Documentación de Música y Danza) y Mercedes Rico (embajadora de España en Dublín) presentaron La guerra civil española en la Modern Dance del diplomático Delfín Colomé, un acto en el que también estuvo el director general del INAEM, Félix Palomero.


Álvarez Cañibano calificó este volumen de "edición fruto de un trabajo de investigación insólito en España" y recordó la práctica inexistencia de publicaciones de danza en nuestro país. Asimismo, subrayó como rasgo destacado de la Modern Dance que analiza Colomé "el compromiso en su sentido más amplio". "Sus propuestas experimentales no estuvieron ajenas al periodo entreguerras, lleno de desasosiego e incertidumbre, y les llevó a un posicionamiento político contra una realidad injusta que se observa en sus propuestas de los años 20".


"La guerra civil española hizo reaccionar a los artistas de izquierda relacionados con la Modern Dance", añadió recordando que Colomé documenta en este libro 20 coreografías de la Modern Dance realizadas entre 1936 y 1939.


Por su parte, Mercedes Rico, gran conocedora del trabajo de Delfín Colomé (fallecido hace tres años en Seúl, donde estaba como embajador español, a los 61 años), resaltó la "curiosidad inagotable" del diplomático, "cuya verdadera segunda vocación fue la música", preció.
En su opinión, Colomé ha sido "quien más ha hecho en los últimos 20 años por incluir la danza entre las preocupaciones estéticas de los estudiosos". Mercedes Rico señaló también durante su intervención que el elemento común de la práctica mayoría de las coreografías analizadas por Colomé no han llegado vivas a nuestros días, tan solo se ha interpretado alguna en diversas ocasiones".


Tras la presentación de este libro, la coreógrafa y bailarina Teresa Nieto leyó los dos mensajes del Día Internacional de la Danza. El oficial, escrito por el profesor Alkis Raftis, presidente del Consejo Internacional de la Danza; y la reflexión de la coreógrafa belga Anne Teresa De Keersmaeker, directora de la compañía Rosas.


El Día Mundial de la Danza fue instaurado en 1982 por iniciativa del Comité de Danza Internacional del Instituto Internacional del Teatro. El 29 de abril fue la fecha elegida para este día, por el nacimiento del creador del Ballet moderno, Jean-Georges Noverre, quien cambió el mundo de la danza.

  • 1