viernes, 19 abril 2019
01:26
, última actualización
Local

Sindicatos y CEA urgen a ejecutar los planes anticrisis

Afean a la Junta la tardanza en la puesta en marcha de ayudas anunciadas.

el 10 may 2010 / 20:37 h.

TAGS:

Los consejeros Ávila y Recio, con los representantes de CCOO, UGT y la patronal.
Los consejeros de Economía y Empleo , Antonio Ávila y Manuel Recio, reunieron ayer a sindicatos y empresarios para presentarles una batería de indicadores económicos que a su juicio revelan un cambio de tendencia que invita al optimismo y, de paso, calmar los ánimos de éstos ante las críticas vertidas en los últimos días por el parón en el diálogo social. Y la estrategia surtió efecto en parte, pues lo cierto es que la mera convocatoria aplacó el tono de los agentes sociales que, no obstante, apremiaron a la Junta a hacer efectivas las medidas anticrisis del Acuerdo de Concertación suscrito en noviembre.

Ávila y Recio, además de afirmar -en contra de lo señalado por CCOO- que en estos cuatro meses se habían producido reuniones, desplegaron un listado de medidas puestas en marcha como la orden de incentivos para autónomos (publicada la semana pasada para solicitar las ayudas entre el 15 de mayo y el 15 de junio y que se resolverán en tres meses) o el anunciado segundo Plan Proteja, que no se pondrá en marcha al menos hasta junio, cuando concluye la prórroga para los proyectos que se acogieron a la primera edición. Pero el mensaje de sindicatos y empresarios fue claro: hay que priorizar y agilizar los tiempos para hacer efectivas las medidas dirigidas a crear empleo y reactivar la actividad empresarial.

"No pueden estar anunciándose medidas que desde que se anuncian, se aprueban y llega la ayuda pasan meses y hasta años", denunció gráficamente el secretario general de CCOO-A , Francisco Carbonero. En la misma línea, el presidente de la patronal, Santiago Herrero , afirmó que "el gran problema es que desde que se decide algo hasta que se ejecuta pasa un tiempo que puede llevar a la desesperanza". Puso como ejemplo el hecho de que del fondo sin personalidad jurídica de 210 millones de euros desplegado hace un año para avalar a empresas sólo se han ejecutado 38 millones porque de los 277 proyectos presentados al mismo sólo se han aprobado 31.

Desde la Junta, Ávila y Recio defendieron la agilización de las políticas activas de empleo o la eliminación de trámites burocráticos para la creación de empresas y aseguraron que de las 26 medidas anticrisis del acuerdo "están todas en marcha con distinto grado de ejecución". No obstante, aludieron a un compromiso común para "dinamizar" las medidas y "arrimar el hombro" al albur del nuevo ritmo que imprima la tendencia económica según unos indicadores ante los que Carbonero se mostró "expectante" y Recio resumió como "un dilema de ver la botella medio llena o medio vacía".

Del encuentro de ayer salió un calendario de reuniones semanales de la mesa técnica de seguimiento del acuerdo y el compromiso de que los primeros espadas se verán de nuevo las caras en junio para evaluar la ejecución de las medidas. Sin embargo, no se habló de posibles recortes pese a que la Junta ha anunciado ya la congelación de los dos próximos presupuestos, un replanteamiento en el Plan de Infraestructuras y Vivienda y prepara un plan de austeridad exigido por el Gobierno central.

Sí se habló de prioridades y CCOO y UGT lo tienen claro: "La Junta tiene obligación de rebuscar hasta el último euro de su presupuesto para destinarlo a empleo y a ayudar a las familias", subrayó el vicesecretario de Relaciones Institucionales de UGT , Dionisio Valverde. Entre sus propuestas, microcréditos para autónomos y pymes, planes de empleo forestal o de rehabilitación, dinamizar la obra pública cofinanzada, aumentar el Salario Social, comprometer a la banca para que fluya el crédito y la empresa privada para que lidere proyectos estratégicos.

  • 1