Economía

Sindicatos y empresarios pactan que el trabajador se ajuste otra vez el cinturón

Sindicatos y empresarios suscribieron la hoja de ruta para la negociación colectiva del próximo año. Se estima que se suscribirán cinco mil pactos laborales que beneficiarán a 10 millones de trabajadores. Para todos, una consigna: alza salarial máxima del 2%, frente al 4,1% de la inflación actual. Foto: EFE.

el 14 sep 2009 / 21:40 h.

Sindicatos y empresarios suscribieron la hoja de ruta para la negociación colectiva del próximo año. Se estima que se suscribirán cinco mil pactos laborales que beneficiarán a 10 millones de trabajadores. Para todos, una consigna: alza salarial máxima del 2%, frente al 4,1% de la inflación actual.

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (patronal CEOE), Cepyme y los sindicatos mayoritarios CCOO y UGT optan por mantener la moderación salarial en 2008 pero manteniendo las cláusulas de revisión salarial para garantizar el poder adquisitivo.

El presidente de la CEOE, Díaz-Ferrán y de Cepyme, Jesús Barcenas, y los secretarios generales de CCOO y UGT, José María Fidalgo y Cándido Méndez, así lo manifestaron al firmar el Acuerdo Interconfederal para la Negociación Colectiva (ANC) que marcará las pautas en la materia en 2008 y que se rubrica por séptima vez.

Díaz Ferrán expresó el compromiso de los empresarios de seguir creando empleo para 2008 y subrayó la necesidad de revisar los salarios de acuerdo con el IPC previsto (2%), "con algún posible incremento relacionado con la productividad pero sin llegar a agotarla" y con una cláusula que garantice el poder adquisitivo.

Cándido Méndez defendió el modelo de determinación de los salarios basado en la inflación prevista por las autoridades monetarias, que es el 2% para 2008, pero incorporando en todos los convenios la cláusula de revisión salarial para que los trabajadores no pierdan poder adquisitivo.

En este sentido, Fidalgo consideró necesario ayudar a contener la inflación e impulsar un trabajo que genere más productividad y más competitividad. Calificó de "suicida" querer alentar la espiral inflacionaria y añadió que los sindicatos tampoco quieren empobrecer el poder de compra de la mano de obra, por lo que, en su opinión, la negociación colectiva debe buscar salidas dentro de ese equilibrio.

También el ministro de Economía, Pedro Solbes, se pronunció sobre la evolución de los salarios en España en los últimos años que, en su opinión, ha sido "bastante prudente".

Solbes dijo que, aunque el modelo es bueno, empresarios y sindicatos han alcanzado el acuerdo sobre bases de periodos anteriores, y añadió que en un futuro, cuando se negocie recuperar el poder adquisitivo, debería pensarse más en el salario medio.

Patronal y sindicatos fueron unánimes en la necesidad de mantener la unidad de mercado sobre la Inspección de Trabajo, mostraron además su preocupación por las transferencias en esta materia y expresaron la necesidad de mantener unos criterios homogéneos en toda España.

Para Méndez, esa cuestión tiene "importancia macroeconómica" y dijo que si el Gobierno se ha comprometido en mantener en el seno de la agencia tributaria estatal la política fiscal, debería considerar la Inspección de Trabajo como órgano de control e intervención estatal. Al respecto, Fidalgo apostilló que el primer año que no se suscriba un ANC "habrá 17" y en su opinión sólo debería haber uno, como el que se hace ahora, que incorpora la flexibilidad suficiente para que en cada sector y en cada empresa se ajusten.

  • 1