Local

Sobre el puente en Ciudad Jardín

El misterio de La Milagrosa dará que hablar. Será el primero que incorpore un puente y hasta tendrá fuego real. El Señor de la Esperanza cruza el puente Cedrón escoltado por dos soldados judíos con una antorcha y palos, un tribuno romano a caballo, un sanedrita, un niño y hasta un perro. Foto: José Manuel Cabello.

el 15 sep 2009 / 00:06 h.

TAGS:

No es un pasaje procesional al uso. El misterio de La Milagrosa dará que hablar. Será el primero que incorpore un puente y hasta tendrá fuego real. El Señor de la Esperanza cruza el puente Cedrón escoltado por dos soldados judíos con una antorcha y palos, un tribuno romano a caballo, un sanedrita (José de Arimatea), un niño y hasta un perro que ladra al equino. El boceto de José Antonio Navarro Arteaga se presentó ayer.

Si este sábado conocíamos el boceto de la imagen titular de la recién creada agrupación parroquial de La Milagrosa, el Señor de la Esperanza en el Puente Cedrón, anoche se dislumbró en la parroquia del mismo nombre en Ciudad Jardín el séquito de figuras secundarias que acompañaran al nazareno sobre el paso en sus salidas procesionales. Para verlo totalmente terminado habrá que esperar a 2010. Para recrear el misterio "con total realismo" tanto Arteaga como la agrupación ha elaborado sesudos estudios basados en los cuatro evangelios y hasta en los apócrifos. En concreto, en el pasaje de San Juan, 18, versículo 12 se puede leer: "Entonces la cohorte, el tribuno y los guardias de los judíos prendieron a Jesús, le ataron fuertemente conduciéndolo desde la otra parte del Torrente Cedrón, en el Monte de los Olivos, hasta la Casa de Anás, suegro de Caifás, que era Sumo Sacerdote aquellos años".

Así, el pasaje plasma el traslado de Jesús tras ser apresado en el monte de los Olivos a la casa de Anás. En un primer lugar, en la bajada del puente, figura uno de los dos soldados judíos con espada en el cinto que con una antorcha que se iluminará "con fuego real", según avanzó Arteaga. Tras él, en lo alto del puente, la imagen de Jesús de la Esperanza sobre su puente Cedrón. En el costero derecho, comenzando a subir el puente, el otro soldado judío, que con un palo, instiga al nazareno a seguir adelante. La pasarela será visible. Arteaga le está dando vueltas a la forma de representar el torrente Cebro. Eso sí, no será de talla.

Completan la escena, en la parte trasera, el tribuno romano a caballo "para reflejar la gran importancia que tenía este personaje en época de Jesucristo", argumentó el vicepresidente de la agrupación, Javier de Martos. En el costero derecho, irá la imagen de un sanedrita, que la agrupación ha interpretado como José de Arimatea y que reprende al tribuno por los abusos y le pide que ponga orden. El lado más anecdótico y cargado de simbolismo lo ponen un niño y un perro. En palabras de Artega el joven alude al muchacho "cubierto por un el lienzo blanco", que según el Evangelio de San Marcos, acompañó a Jesucristo. El pequeño es defendido por su fiel mascota que ladra al caballo, por eso el equino que porta al tribuno tiene los cuartos traseros clavados, asustado. Para Arteaga el niño representa la juventud que lleva la advocación del Señor de la Esperanza y el perro -una raza canina aún por definir- "a la jauría que fue a apresar a Jesús". El perro será la firma de Artega.

  • 1