Economía

Solbes admite por primera vez que la economía avanzará en torno al 2,4%

La situación de desaceleración actual ha obligado al Gobierno a rebajar sus previsiones de crecimiento para este año. El vicepresidente económico admitió ayer por primera vez que la economía española crecerá por debajo del 3,1% previsto en diciembre y dio por buena la previsión del Banco de España, que sitúa la cifra en el 2,4%.

el 15 sep 2009 / 03:36 h.

La situación de desaceleración actual ha obligado al Gobierno a rebajar sus previsiones de crecimiento para este año. El vicepresidente económico admitió ayer por primera vez que la economía española crecerá por debajo del 3,1% previsto en diciembre y dio por buena la previsión del Banco de España, que sitúa la cifra en el 2,4%.

Aunque este pronóstico no es aún el oficial -el Gobierno aseguró el pasado lunes que revisará su previsión a la baja antes de mayo-, Pedro Solbes afirmó ayer que "costará tiempo digerir el atracón de la construcción, concretamente dos años", y que el deterioro de la situación les obligará a reducir "muy pronto" sus previsiones de crecimiento para este año en una cifra que, aunque no quiso confirmar, estará en torno al 2,4% para 2008.

De este modo, dio por válida la revisión efectuada por el Banco de España, que situaba en esa cifra el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) para este año y en 2,1% la del año próximo. En el caso de que finalmente el Gobierno asuma estas cifras como previsión, supondría una revisión a la baja del crecimiento de la economía de siete décimas para este año y de nueve para el próximo, desde el 3,1% previsto para 2008 y el 3% para 2009.

En una entrevista en la Cadena SER, Solbes dijo que "están terminando los números" para fijar la nueva previsión y explicó que todos los analistas que hacen pronósticos utilizan sistemas parecidos, que arrojan una media de crecimiento de la economía del 2,3% para 2008 y del 1,9% para 2009, aunque haya otros como el Fondo Monetario Internacional (FMI) que lo sitúen por debajo (1,9% y 1,7%).

El vicepresidente económico explicó que la economía española está atravesando una desaceleración económica "en cierta medida prevista" tras 13 años de crecimiento, consecuencia de la adaptación de la construcción y de la "excesiva" oferta y la demanda. "Esto pasa cuando alguien se da un atracón de algo y luego tiene que pasar una temporada para digerirlo", indicó.

Esta situación se prolongará durante un par de años, auguró Solbes, quien recordó que ha coincidido con las turbulencias financieras que comenzaron en Estados Unidos el pasado verano y que, pese a que España tiene un sistema financiero sólido, "nos afectan", porque el hecho de que EEUU crezca menos incide en el crecimiento europeo y español.

En cuanto a la evolución del empleo, afirmó que la previsión más negativa sitúa la tasa de paro en el 10% de la población activa, desde el 8,6% actual, lo que hará que haya gente con menos ingresos y más gastos, situación que afectara al superávit que "para eso está", dijo.

De este modo, reiteró la necesidad de acometer cambios en el mercado laboral dentro del marco del diálogo social y defendió la moderación salarial, aunque precisó que "si una empresa es productiva no hay ningún problema" en subir salarios "porque va a seguir teniendo los mismos costes". "Hasta ahora, la evolución de los salarios ha sido enormemente correcta y hemos evitado los efectos de segunda ronda" de la subida del petróleo, precisó.

Por su parte, la portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Soraya Sáenz de Santamaría, aseguró ayer que el Gobierno socialista es consciente "desde hace tiempo" de que la economía se encuentra inmersa en un proceso de proceso de "grave desaceleración", al que no dudó en calificar de "crisis", y añadió que el Ejecutivo no sabe "cómo decírselo a los españoles".

  • 1