Economía

Solbes descarta la entrada en el capital de las entidades bancarias

"España no necesita hacerlo". Con estas palabras, el vicepresidente económico, Pedro Solbes, descartó ayer la compra, por parte del Gobierno, de acciones de los bancos porque no les falta capital, señaló en el Banco Mundial, donde participó en la asamblea anual de ese organismo y el FMI.

el 15 sep 2009 / 16:41 h.

"España no necesita hacerlo". Con estas palabras, el vicepresidente económico, Pedro Solbes, descartó ayer la compra, por parte del Gobierno, de acciones de los bancos porque no les falta capital, señaló en el Banco Mundial, donde participó en la asamblea anual de ese organismo y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La adquisición de participaciones en la banca, una posibilidad considerada extrema en los países occidentales hace tan sólo unas semanas, se ha convertido en una opción real con la intensificación de la crisis bursátil. Supone, en la práctica, la nacionalización parcial del sistema financiero para garantizar que los bancos reanudan los préstamos entre ellos y los créditos a empresas y consumidores.

Solbes consideró que España no ha llegado al punto en el que una medida de tal calibre sea necesaria. "La compra de acciones de bancos se plantea cuando hay bancos que tienen dificultades en términos de recapitalización y por lo tanto hay que apoyar al banco. Esa no es la situación de España en este momento", dijo.

El Reino Unido y EEUU han anunciado planes para entrar en el accionariado de las entidades financieras y otros países europeos podrían seguir ese mismo camino. Francia dará a conocer hoy las medidas concretas que aplicará.

Solbes explicó que el Gobierno español sí es favorable a que se permita a otros países europeos la intervención directa en las entidades financieras. "Pensamos que la reconstitución del capital de los bancos es el punto fundamental para volver a ganar confianza y en consecuencia que el sistema funcione mejor", dijo.

Otro tema encima de la mesa era la propuesta británica de que los gobiernos garanticen todos los créditos del mercado interbancario, en el que unos bancos se prestan a otros a corto plazo. A este respecto, Solbes dijo que es necesario diseñar un "modelo" para restablecer el funcionamiento de ese mercado, que está prácticamente parado, y calificó la idea británica como "una posición ingeniosa, que merece por lo menos ser estudiada".

Actualmente los bancos se niegan a darse créditos unos a otros ante el miedo de que la otra entidad quiebre y les arrastre consigo al agujero. Las garantías eliminarían ese temor, pero para que funcionen no pueden ser aplicadas sólo en Reino Unido, según los expertos, pues los fondos continentales volarían a la isla británica, donde estarían mejor protegidos, lo que perjudicaría al resto de Europa.

En relación al pronóstico del FMI de que España entre en recesión el próximo año, al contraerse el PIB un 0,2%, Solbes admitió que con los supuestos que maneja el Fondo "es posible" que sus previsiones se cumplan, aunque recalcó que "hay elementos positivos en la economía española que nos deberían permitir una situación algo mejor". Insistió en la salud de las instituciones financieras españolas, donde "no hay problemas de solvencia". Confesó, sin embargo, que tanto a él como al Banco de España le preocupan que las agencias internacionales de calificación hayan bajado de nivel a algunas cajas de ahorros, lo que les obliga a pagar más intereses por los créditos que captan en los mercados.

  • 1