Economía

Solbes: 'El sistema español está saneado para afrontar la crisis'

En España, las turbulencias financieras no tendrán los mismos efectos que en EEUU por la solvencia del sistema. En este punto coincidieron ayer el vicepresidente segundo del Gobierno los expertos del Colegio de Economistas de Madrid y la Asociación Española de Banca (AEB). Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 11:51 h.

En España, las turbulencias financieras no tendrán los mismos efectos que en Estados Unidos por la solvencia del sistema. En este punto coincidieron ayer el vicepresidente segundo del Gobierno, Pedro Solbes, los expertos del Colegio de Economistas de Madrid y la Asociación Española de Banca (AEB).

Solbes, destacó ayer la solidez y fortaleza del sistema financiero español para hacer frente a las actuales dificultades económicas pese al incremento de las tensiones internacionales.

Así lo puso de manifiesto el ministro durante su primera comparecencia en el Senado en esta legislatura para explicar la crisis económica y las medidas que ha puesto en marcha el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero para hacerle frente.

Solbes reconoció que las tensiones internacionales "lejos de remitir se han recrudecido" en los últimos meses, tal y como se vio con la declaración de concurso del banco estadounidense de inversiones Lehman Brothers y con la compra de Merril Lynch por parte del Bank of America. No obstante, recordó que el Banco Central Europeo (BCE) ayer anunció una operación extraordinaria de inyección de liquidez y está siguiendo muy de cerca la evolución del mercado de dinero en la Zona Euro.

El ministro reiteró que una de las fortalezas de la economía española ante esta crisis internacional es la solidez y solvencia del sistema financiero que, a su juicio, se encuentra en una situación saneada para hacer frente a una "difícil situación".

El vicepresidente económico se refirió también al encarecimiento del precio del crudo, que se mantiene elevado a pesar de las últimas cesiones y que, a su parecer, se mantiene aún muy volátil, por lo que consideró aventurado especular sobre cómo evolucionará en los próximos meses.

Solbes apuntó al brusco ajuste de la construcción residencial en España como tercer factor que determina la crisis económica en la que se encuentra inmersa el país. En este contexto, reiteró que se debe a los excesos de los últimos años que han hecho "inevitable y conveniente" el ajuste del sector para que el crecimiento español dependa menos de la construcción.

Por su parte, la Asociación Española de Banca (AEB) consideró ayer que la banca española no se verá afectada por la quiebra de Lehman Brothers. "Tenemos la impresión de que los bancos europeos no se verán afectados por la quiebra de Lehman y los bancos españoles menos", afirmó un portavoz de la AEB.

Para la patronal española, si las autoridades estadounidenses han dejado caer a este banco de negocios es porque confían en que pueden mantener la situación bajo control y que, por tanto, "no representa un riesgo sistémico".

No obstante, la AEB reconoció que la quiebra de Lehman es un problema "serio" que da "la medida" de la grave crisis financiera que atraviesa Estados Unidos. En todo caso, añadió, parecía inevitable que, a partir del rescate de las hipotecarias Fannie Mae y Freddie Mac, las autoridades estadounidenses establecieran un límite a partir del cual la disciplina de mercado tenía que restablecerse.

En la misma línea se situó el decano-presidente del Colegio de Economistas de Madrid, Juan Iranzo, que declaró ayer que la quiebra de Lehman Brothers no tendrá un efecto directo sobre la economía española, aunque se traducirá en una ligera restricción adicional del crédito y en un nuevo incremento de las primas de riesgo, que sitúan más lejos el final de la crisis.

  • 1