Economía

Solbes reconoce que España "roza el larguero" de la recesión pero no la sufrirá

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pedro Solbes, rechaza que el país se haya paralizado por la crisis y prevé un crecimiento "algo mejor" en el tercer trimestre, e insiste en que ahora es necesaria la moderación salarial y que las empresas inviertan en lugar de repartir beneficios.

el 15 sep 2009 / 10:04 h.

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pedro Solbes, rechaza que el país se haya paralizado por la crisis y prevé un crecimiento "algo mejor" en el tercer trimestre, e insiste en que ahora es necesaria la moderación salarial y que las empresas inviertan en lugar de repartir beneficios.

En una entrevista con Efe, Solbes reconoce que la economía española está "rozando el larguero" de la recesión pero, asegura, no llegará a sufrirla, y cree que "tan importante o más" que tomar medidas para paliar la crisis es seguir modernizando el país y corregir así sus desequilibrios para que cuando lleguen épocas mejores se vuelva a un crecimiento elevado.

Dice estar convencido de que la rebaja fiscal de 400 euros tendrá un impacto positivo "claro" en el consumo privado, y así se va a notar en el tercer trimestre. Este efecto y otros factores como las recientes caídas del precio del petróleo, otras rebajas fiscales como la del Impuesto sobre Sociedades y el "buen año agrícola" ayudarán, en su opinión, a que en el tercer trimestre haya un aumento del PIB "algo mejor" al registrado entre abril y junio, que fue del 0,1% intertrimestral (sobre el precedente) y del 1,8% interanual (acumulado en el último año).

"Cuando veo el comportamiento de la gente a lo largo del verano es verdad que no existe la alegría de otros años, pero tampoco hay una sensación de paralización del país", comenta el ministro de Economía, para quien lo importante es "no perder este tiempo" con medidas puntuales, sino impulsar otras "estructurales" que refuercen los cimientos económicos de cara al futuro.

En cualquier caso, insiste en recordar que la batalla contra la crisis no la debe librar sólo el Gobierno, y que empresarios, trabajadores y ciudadanos en general deben adaptarse a esta nueva coyuntura. "Todos hemos estado subidos al carro de trece años de crecimiento. Ahora las circunstancias han cambiado".

peticiones. A los primeros a los que dirige este mensaje es a los empresarios, a los que recuerda que "no tiene sentido" que repartan beneficios de la forma en que lo hicieron en los años de bonanza, y ahora es "importantísimo" que inviertan en sus actividades para impulsar el crecimiento. A los trabajadores les recuerda que lo importante es mantener el empleo, y pide que esa premisa se tenga en cuenta en la negociación salarial.

También en el terreno del IPC, considera que el menor consumo energético es imprescindible para tratar de reducir el diferencial de inflación de España con la Eurozona, que en el mes de julio se colocó en 1,3 puntos.

Confía en que la inflación española, cuya tasa en julio se situó en el 5,3%, baje a partir de este mes hasta situarse por debajo del 4% al cierre de 2008, incluso aunque el precio del petróleo deje de abaratarse.

Explica que en el último paquete de medidas aprobado por el Ejecutivo no hay actuaciones en materia laboral porque el Gobierno prefiere discutirlas en el seno del diálogo social. Mantiene que la previsión de una tasa de paro del 10,4% para el conjunto de 2008 sigue siendo realista -ya se alcanzó en el segundo trimestre-, aunque admite que "puede ser que a final de año estemos algo por encima".

Solbes defiende la política del Gobierno de "mantener" los compromisos en gasto social al tiempo que centrar los esfuerzos presupuestarios en seguir "capitalizando" la economía, con importantes partidas destinadas a I+D+I y a las infraestructuras. Eso sí, advierte de que en los Presupuestos Generales del Estado de 2009 "la mayor parte de las partidas serán menores" que las de 2008.

  • 1