Local

Soledad Becerril en juicio Kantauri: "no quiero olvidar ni que la ciudad de Sevilla olvide a los Jiménez-Becerril"

el 28 oct 2013 / 13:18 h.

TAGS:

La Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, ha acudido este lunes  al juicio celebrado en la Audiencia Nacional contra el exjefe militar  de ETA Javier Arizcuren Ruiz, 'Kantauri' por ordenar el asesinato en  enero de 1998 del segundo teniente de alcalde y portavoz del PP en el  Ayuntamiento de Sevilla, Alberto Jiménez Becerril, y su esposa,  Ascensión García Ortiz. "No quiero olvidar ni que la ciudad de Sevilla les olvide", ha  asegurado la Defensora, alcaldesa de la ciudad en el que momento se  produjo el atentado que acabó con la vida del matrimonio y dejó  huérfanos a tres menores de entre tres y nueve años. Becerril ha indicado que ha querido "ver y escuchar" lo declarado  durante el juicio, al que han acudido los tres integrantes del  comando 'Andalucía' condenados por la autoría material del doble  asesinato. "He querido tener un recuerdo y un homenaje no solo para  las víctimas compañeras mías sino para todas las víctimas del  terrorismo y sus familias que sufrirán y sufren tantísimo", ha  indicado Becerril en declaraciones a los medios a su salida de la  sede de la Audiencia Nacional en la localidad de San Fernando de  Henares (Madrid). La Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional  juzga hoy a José Javier Arizcuren Ruiz, 'Kantauri', por ordenar como  jefe militar de ETA el asesinato. El fiscal Daniel Campos pide en su  contra 60 años de prisión por la comisión de dos asesinatos  terroristas y un millón de euros de indemnización para los tres hijos  de la pareja, que quedaron huérfanos. Considera que 'Kantauri' ejercía desde 1994 la dirección de los  comandos de la banda terrorista y, entre ellos, el 'Andalucía' que  integraban Mikel Azurmendi, José Luis Barrios y Maite Pedrosa,  autores materiales de los disparos que acabaron con la vida del  matrimonio. Según el escrito de conclusiones provisionales del Ministerio  Público, estos tres etarras, en cumplimiento de las órdenes de  'Kantauri', planearon desde septiembre de 1997 atentados contra  varios concejales andaluces. La madrugada del 30 de enero de 1998, Azurmendi y Barrios  localizaron a Jiménez Becerril y Ascensión García a la salida de un  bar y les siguieron por las calles de Sevilla. Se acercaron a ellos  por la espalda y Azurmendi disparó a la nuca del concejal. Cuando su  mujer acudió a atenderle, Barrios la disparó también. Los dos  murieron en el acto.

  • 1