Local

Solicitan de nuevo paralizar la ordenanza de peatones

Después de que el Alto Tribunal Andaluz haya rechazado suspender de forma cautelar la ordenanza de peatones y ciclistas hasta que resuelva un recurso contra la misma, los vecinos han decidido recurrir la decisión por la "inseguridad" que supone el que las bicicletas circulen por los espacios peatonales.

el 15 sep 2009 / 02:00 h.

TAGS:

Después de que el Alto Tribunal Andaluz haya rechazado suspender de forma cautelar la ordenanza de peatones y ciclistas hasta que resuelva un recurso contra la misma, los vecinos han decidido recurrir la decisión por la "inseguridad" que supone el que las bicicletas circulen por los espacios peatonales.

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) tendrá que volver a resolver la procedencia o no de suspender cautelarmente la ordenanza de peatones y ciclistas del Ayuntamiento, tras haberla denegado al entender que "perjudicaría" los intereses generales. Las ocho entidades vecinales -Museo y entorno, El Arenal, Santa Cruz, Casco Histórico, Puerta Osario y entorno, Pumarejo-San Luis, Colectivo Alfalfa y Estación de Córdoba- han presentado un recurso de súplica en el que argumenta la suspensión en, básicamente, la "inseguridad" que conlleva para los peatones el que estos compartan espacio con las bicicletas, especialmente en el Centro de la ciudad.

En el recurso, las entidades destacan que "desde la entrada en vigor de la ordenanza se ha venido poniendo en constante riesgo a un número importante de peatones que circulan por toda la ciudad", haciendo especial hincapié en las personas con alguna discapacidad, como los invidentes que "no diferencian la textura del carril bici del resto del acerado". Así, destacan que dicha norma "lejos de evitar los riesgos de la circulación, los promueve", recalcando que el carril bici provoca "una limitación de los movimientos en los peatones".

En su reclamación los vecinos recuerdan incluso los incidentes ocurridos en la Madrugá del año 2000, ya que aseguran que el que se permita amarrar un ciclo en el mobiliario urbano "es susceptible de provocar impedimentos graves para una rápida evacuación de masas humanas en caso de emergencia".

Asimismo, "sobre una ponderación de intereses", afirman que es "más importante proteger el interés y, sobre todo, la seguridad, de los peatones", frente al interés de "un grupo de personas que, teniendo en cuenta datos objetivos, se trata de un grupo minoritario". En este sentido, aseveran que debe ser el juez el que resuelva "esta colisión de intereses".

Por último, el recurso concluye con una advertencia "del peligro ocasionado a todos los viandantes y ciudadanos de nuestra ciudad, sobre la norma ilegal e injusta publicada por nuestro Ayuntamiento, y en especial referencia en aquellos que tienen discapacidad de tipo visual o sensorial".

  • 1