Economía

Sólo dieciséis municipios de Sevilla logran bajar el paro en el último año

Coripe es la localidad con mayor recorte y en el caso contrario está El Castillo de las Guardas

el 09 jul 2011 / 20:28 h.

Desempleados guardan su turno en una oficina del Servicio Andaluz de Empleo de la capital sevillana.

Badolatosa, La Campana, Cantillana, Cañada Rosal, Castilleja de Guzmán, Casariche, Coripe, Carrión de los Céspedes, Lora de Estepa, El Garrobo, La Roda de Andalucía, Peñaflor, Villanueva del Río y Minas, Marinaleda, Los Molares y Lora del Río. Son las 16 localidades de la provincia sevillana (105 en total) que han visto recortar el desempleo en el último año, según los datos del paro registrado de junio .

En el lado contrario, el de los municipios donde más personas se quedaron sin trabajo, se colocaron Alanís, Lantejuela, Castillo de las Guardas, Constantina, La Luisiana, Las Navas de la Concepción, San Nicolás del Puerto y El Ronquillo, todos ellos con incrementos del paro superiores al 20%.

En concreto, la localidad que más redujo su estadística de paro fue la de Coripe, donde al cierre del mes de junio pasado había 78 desempleados, frente a los 97 de un año antes. En cambio, El Castillo de las Guardas, un 26,09%, fue el municipio sevillano donde más subió la cifra de vecinos sin ocupación laboral, al pasar de 138 a 174. Mientras, El Rubio se quedó en tablas, ni creció ni menguó el desempleo.

En el caso de la capital hispalense, el paro registrado se ha incrementado en un año un 7,03%, hasta las 76.689 personas. La ciudad de Sevilla concentra, pues, el 36,38% de la totalidad de los desempleados de la provincia, que ascendieron a 210.781 (12.393 más que un año antes).

Al analizar el área metropolitana de Sevilla se constata que registró una menor subida del paro que el conjunto de la provincia. Así, en Alcalá de Guadaíra se contabilizó un alza del 4,56%, en Camas, un 6,18%, y en Dos Hermanas, el 1,92%. Y en el resto de las grandes localidades, resaltó el revés de Morón de la Frontera, al escalar su desempleo el 17,15% en doce meses, así como el de Osuna, con un 16,73% más.

En ocasiones, y en especial en los pueblos más pequeños, el aumento se explica en parte por la población que, en su día, emigró a las ciudades y ahora retorna al lugar de origen porque se ha quedado sin sus puestos de trabajo en éstas.

No cabe hablar, sin embargo, de una comarca concreta donde especialmente baje o suba el desempleo, pero sí que, salvo Cantillana y Lora del Río, el recorte del desempleo se centran en municipios que no suelen superar los 3.000 habitantes.

En el análisis por sectores económicos, el mayor porcentaje de parados de la provincia radica en los servicios, con el 53,97% como promedio, siendo el caso extremo el de Almadén de la Plata pues alcanza el 66,21%, aunque hay una docena de localidades que supera ampliamente el 60%.

El 19,37% de los sevillanos sin ocupación se encuadra en el sector de la construcción, situándose el máximo, con un 49,46%, en Benacazón. El 9,38% se adscribía a la industria, con Fuentes de Andalucía como caso extremo, dado que el 41,92% de sus parados procedía de este sector. Y por último, un 4,02% trabajaba en el campo -se excluyen los beneficiarios del subsidio agrario, al quedar fuera de la estadística del desempleo registrado-, siendo para Aguadulce el porcentaje más abultado, el 20,86%. En cuanto al colectivo sin empleo anterior, representaba el 13,26% del total de sevillanos sin trabajo, con un 21,55% en Castilblanco de los Arroyos.

Mientras, en la capital hispalense, el 63,51% de los parados se adscribía a los servicios, el 12,16% al ladrillo y el 7,2% a la industria.

  • 1