jueves, 21 febrero 2019
08:27
, última actualización
Local

Sólo Emasesa y Emvisesa se librarán del recorte en el salario

el 08 jun 2010 / 19:23 h.

TAGS:

El Ayuntamiento cree que ha dado con la clave para poder aplicar en las empresas municipales el recorte salarial que, por ahora, sólo alcanza a los funcionarios municipales. Y si no a todas, al menos a buena parte de estas compañías, entre las que se incluirían Tussam y Lipasam, que son las que tienen más trabajadores.
Por lo pronto el Gobierno local lo que tiene en marcha es un informe jurídico para ver qué opciones legales tiene para aplicar esta rebaja. Pero, eso sí, considera que tiene una base legal sobre la que actuar: las partidas municipales, es decir, el dinero que el Ayuntamiento envía a estas empresas municipales y que se utiliza para pagar las nóminas.

Desde este punto de vista, las transferencias son para las empresas con más necesidades económicas, como Tussam, Lipasam, Sevilla Global y Giralda TV. O lo que es lo mismo, sólo las que presentan un balance positivo (Emasesa y Emvisesa) serán las que se escapen de este tijeretazo salarial que aprobó el Pleno municipal extraordinario del 31 de mayo.

Hasta ahora el Ayuntamiento lo que ha refrendado es la rebaja del sueldo de sus 5.459 funcionarios y miembros de personal laboral, lo que supondrá un recorte salarial de entre el 0,06% y el 10,55% en la nómina de junio. Con esta reducción media del 4,52%, el Consistorio pretende lograr un ahorro de 8,1 millones de euros al año.
convenios. El escollo jurídico al que se enfrenta el Ayuntamiento es que no puede alterar los sueldos de los trabajadores que se rigen por convenio colectivo, como es el caso de las empresas municipales pero no de los funcionarios, de ahí que a éstos sí se les haya aplicado directamente la rebaja. Es más, ayer se aprobó hacer lo propio con el personal eventual de estas compañías. La cuestión a dirimir es si se le puede meter la tijera a sueldos que, aunque se rijan por convenio, dependen de partidas que emanan del presupuesto municipal.

En una situación similar está la Junta, que reconoce que sólo podrá recortar el salario en sus empresas públicas previa negociación con los sindicatos. El Ayuntamiento cree ahora haber dado con la clave que le permita esquivar este escollo y rebajar el salario a otros miles de trabajadores.

  • 1