Economía

Sólo hay agua en la cuenca del Guadalquivir para asistir al frutal y olivar

Si no llueve y con abundancia, sólo habrá agua para regar los cultivos permanentes (fundamentalmente, frutales y olivar) y ni una sola gota para el resto de las producciones que irrigan sus tierras a partir de los pantanos de la regulación general del río Guadalquivir.

el 14 sep 2009 / 22:58 h.

Si no llueve y con abundancia, sólo habrá agua para regar los cultivos permanentes (fundamentalmente, frutales y olivar) y ni una sola gota para el resto de las producciones que irrigan sus tierras a partir de los pantanos de la regulación general del río Guadalquivir.

El órgano regulador de la cuenca, la CHG, reunirá a finales de mes su comisión de desembalse -órgano donde se aprueban las dotaciones de agua para el regadío- para comunicar tan drástica decisión, aunque, como viene siendo habitual en las tres últimas campañas, volverá a convocarla conforme se desarrolle la pluviometría en lo que resta de invierno y la primavera.

En estos momentos, los quince embalses de regulación general del río -que constituyen el principal aporte para la campaña de riegos- se encuentran al 25,34% de su capacidad, frente al 28,63% que se registraba en las mismas fechas de 2007.

No obstante, y según apunta Agustín Rodríguez, secretario general de la organización agraria UPA de Andalucía, entre la campaña pasada y la que está por llegar hay una notable diferencia. "En enero de 2007, ya se estaba regando la remolacha y el olivar, mientras que este año aún no se ha consumido dotación alguna".

La CHG optará por un calendario en función de los periodos de siembra, de manera que a final de este mes los productores de tomate sabrán si tendrán agua, en marzo serán los remolacheros y algodoneros, en abril, los del olivar, y en mayo, los del arroz.

Si no llueve y si no se pueden utilizar reservas de los pantanos privados -no adscritos a la regulación general-, "el desastre está servido", advierte Rodríguez.

  • 1