Local

Sólo la 'extrema necesidad' hará que Montilla pida agua a Almería

Cataluña sólo recibirá agua procedente de la desaladora de Carboneras "en caso de extrema necesidad". Así hizo frente ayer el presidente catalán a las críticas por este posible trasvase, no sin recordar que la planta almeriense coge agua del Mediterráneo que "es el mar de todos".

el 14 sep 2009 / 23:12 h.

TAGS:

Cataluña sólo recibirá agua procedente de la desaladora de Carboneras "en caso de extrema necesidad". Así hizo frente ayer el presidente catalán, José Montilla, a las críticas por este posible trasvase, no sin recordar que la planta almeriense coge agua del Mediterráneo que "es el mar de todos".

El presidente de la Generalitat de Catalunya aseguró que la posibilidad de trasladar en barcos agua a Cataluña desde la desaladora de Carboneras es una "hipótesis" que únicamente se llevará a cabo en caso de "extrema necesidad" dentro de las "medidas de emergencia" que prevé la Generalitat y que "sólo se aplicarían para garantizar el abastecimiento del consumo de agua domiciliario".

Montilla, que visitó las obras de construcción de la planta desaladora de El Prat de Llobregat- rechazó las críticas que ha recibido el Gobierno catalán por estudiar esta posibilidad y afirmó que "se equivocan quienes quieren convertir el debate del agua en una controversia electoral". "Aquí hay otros territorios" implicados y "hacen un mal servicio al país", añadió.

"No quitaremos agua a nadie ni de ningún caudal ecológico de ningún río; simplemente, si se dan las circunstancias, traeremos una pequeñísima parte del agua que la planta desalinizadora (de Carboneras) coge del Mediterráneo, que es el mar de todos", afirmó.

Censuró a los partidos que quieren hacer del debate del agua "una controversia electoral", e insistió en que medidas como las de Carboneras se plantean "en previsión de situación críticas puntuales" que dijo "esperar y desear que no se lleguen a producir".

Montilla destacó que para hacer frente al episodio de sequía que sufre Cataluña son necesarias medidas de urgencia como las 24 obras de emergencia que se iniciaron el pasado verano para la recuperación de recursos subterráneos y pozos. Medidas que "ayudan de forma coyuntural a paliar el problema pero no lo resuelven. Para ello sabemos que hay que poner en marcha políticas estructurales de fondo, que es lo que está haciendo el Govern", afirmó.

  • 1