Local

Sólo seis localidades del área metropolitana pueden superar el límite del POTA

La suavización del Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA) pasará de largo por la Gran Sevilla: sólo seis de sus 23 municipios menores de 10.000 habitantes cumplen el requisito de haber crecido por debajo de la media regional la última década (10,2%).

el 14 sep 2009 / 23:02 h.

TAGS:

La suavización del Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA) pasará de largo por la Gran Sevilla: sólo seis de sus 23 municipios menores de 10.000 habitantes cumplen el requisito de haber crecido por debajo de la media regional la última década (10,2%). Por contra, sólo otros seis fuera del área metropolitana crecieron más.

El decreto de la Junta de Andalucía, cuyo contenido adelantó este periódico, fue aprobado ayer y permitirá a los pueblos más pequeños, y que hayan crecido por debajo de la media regional en la década anterior a la aprobación definitiva de su Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), superar el límite del POTA establecido en un aumento máximo de población del 30% en ocho años. Los beneficiados podrán crecer ahora hasta un máximo del 60%.

Ése es el supuesto para las poblaciones de menos de 2.000 habitantes, y que en la Gran Sevilla sólo cumple Castilleja del Campo, con sus 631 vecinos y un crecimiento estancado. Los otros cinco municipios que podrán aflojar el corsé del POTA son Carrión de los Céspedes (hasta el 50%) y Alcalá del Río, Aznalcóllar, Isla Mayor y Villamanrique de la Condesa (hasta el 40%).

Los seis tienen en común estar en las esquinas más alejadas del área metropolitana, a más de 30 kilómetros de la capital hispalense (salvo Alcalá del Río que está a 13) y lejos de polos de desarrollo industrial o de servicios. La excepción es Aznalcóllar, antes un pueblo dependiente de la minería y ahora a la espera de que se ponga en marcha el Parque de Actividades Medioambientales de Andalucía (PAMA), un polígono de industrias en torno a reciclado y las energías renovables para superar la crisis en la comarca tras el cierre de la mina de Boliden por el vertido tóxico.

Pero éstas son las seis excepciones: lo común es que los pueblos de menos de 10.000 habitantes del área metropolitana hayan pegado en estos 10 años un estirón considerable, liderado por Castilleja de Guzmán, que entre 1998 y 2008 incrementó su población un 216,88%, al pasar de 829 a 2.627 vecinos. También se trata de una excepción, pero esta vez indica un boom residencial muy fuerte y no podrá superar los límites del POTA en su urbanismo de cara al futuro.

En segundo lugar en este crecimiento de pueblos pequeños se sitúa Almensilla, con un 88,53% de incremento de población, y algo más lejos Salteras, Palomares del Río y Gelves, con subidas por encima del 60%. Los municipios más lanzados están pues en la bisagra entre la primera y la segunda corona del Aljarafe.

En cambio, hay dos poblaciones de la Gran Sevilla que perdieron población: Carrión de los Céspedes (con -0,44%) e Isla Mayor (-4,85%), el primero en el límite provincial con Huelva y el segunda aislado en la marisma del Guadalquivir. Se perdieron la explosión inmobiliaria que cambió para siempre a sus vecinos. También tuvieron crecimientos muy bajos Castilleja del Campo y Villamanrique de la Condesa, en los límites del área metropolitana y también de la propia provincia de Sevilla.

El baremo que decide en qué porcentaje se puede suavizar el POTA viene marcado por la población: los pueblos menores de 2.000 habitantes podrán crecer un 60%, los que tengan más de 2.000 y menos 5.000 un 50% y los mayores de 5.000 un 40%.

De esta posibilidad de superar el POTA se cae Espartinas, que acaba de superar los 10.000 habitantes, pero que también creció en torno a un 14% sólo en el último año. Ni este pueblo gobernado por el PP ni los otros tres que controla en el área metropolitana entran en las excepciones, ya que el único de menos de 10.000 habitantes, Bollullos de la Mitación, también supera la media regional de crecimiento y los otros dos tienen más vecinos.

De los 23 municipios menores de 10.000 habitantes de la Gran Sevilla, 19 se sitúan en el Aljarafe. Sólo Alcalá del Río, Gerena, Aznalcóllar y Guillena (con 9.995 habitantes, a punto de salir de este club) se sitúan fuera.

  • 1