Local

Sólo sobrevivieron un jugador del equipo del Lokomotiv y un tripulante

el 07 sep 2011 / 18:26 h.

TAGS:

Un jugador del equipo de hockey sobre hielo Lokomotiv y uno de los tripulantes sobrevivieron hoy al accidente de un avión de pasajeros ruso Yak-42, que se estrelló en la región de Yaroslavl, a unos 200 kilómetros al norte de Moscú.

El aparato, un trimotor en el que viajaba a Minsk el equipo de hockey sobre hielo Lokomotiv, se estrelló poco después de despegar de Tunoshna, el aeropuerto de Yaroslavl. El aparato estalló en llamas y parte de su fuselaje cayó al río Volga.

Tras la confusión inicial y las diversas cifras ofrecidas por los servicios involucrados en la emergencia, el Ministerio para Situaciones de Emergencia precisó que a bordo del Yak-42, cuya cabina había sido acondicionada para servicios de primera clase, se hallaban 37 miembros del Lokomotiv, entre deportistas y personal técnico, y ocho tripulantes.

El Ministerio de Sanidad de Rusia confirmó que hay dos supervivientes, ambos en estado de suma gravedad: un jugador de hockey, el ruso Alexandr Galímov, y un miembro de la tripulación.

"Galímov tiene quemaduras en el 80 por ciento de la superficie de su piel", dijo a la agencia oficial rusa RIA-Nóvosti el gobernador de la región de Yaroslavl, Serguéi Vajrukov.

Inicialmente, las autoridades habían informado de que la catástrofe aérea, que se produjo hacia las 16.05 hora local (12.05 GMT) se había cobrado 36 víctimas mortales y que había un superviviente.

Rosaviatsia, la agencia de aviación civil rusa, indicó que según datos preliminares el avión no consiguió tomar la altura necesaria después del despegue y chocó con la antena de una radio baliza situada fuera de la pista.

La aeronave, perteneciente a la compañía Yak-Service y en servicio desde 1993, tenía como destino el aeropuerto de Minsk, la capital de Bielorrusia, y según fuentes de la aviación civil rusa citadas por la agencia Interfax su certificación de vuelo expiraba el próximo mes de octubre.

La Fiscalía General de Rusia ordenó abrir una investigación tanto a la compañía aérea que explotaba el avión siniestrado como a los servicios aeroportuarios para establecer las responsabilidades que hubieran.

Hasta hoy, el último accidente grave protagonizado por un Yak-42 se produjo el 26 de mayo de 2003, cuando un aparato ucraniano de este tipo se estrelló cerca de la ciudad de turca de Trebisonda, catástrofe en la que murieron 62 militares españoles que regresaban desde Afganistán.

En el Lokomotiv Yaroslavl, tres veces campeón de Rusia (1997, 2002 y 2003), militan varios jugadores extranjeros, de Suecia, Polonia, Ucrania, República Checa, Alemania, Eslovaquia y Bielorrusia.

Nada más producirse el accidente, la página web del club de hockey publicó un aviso para comunicar que quedaba fuera de servicio debido a la catástrofe aérea.

El Lokomotiv Yaroslavl viajaba a la capital bielorrusa para disputar mañana un partido de liga con el Dinamo Minsk.

El accidente de hoy hizo rememorar otra tragedia aérea, acaecida en tiempos soviéticos, en 1979, en la que perdieron la vida 17 jugadores del Pajtakor Taskent, equipo que militaba en la división de honor del fútbol.

El avión en el que viajaba el equipo de Taskent, un Tu-134, se estrelló en vuelo con otro avión de pasajeros, colisión en la que murieron un total de 178 personas. El Pajtakor también volaba a Minsk.EFE

 

  • 1