Local

Soluciones para la Ronda

La inminente entrada en funcionamiento de la nueva regulación del tráfico en la Ronda histórica de Sevilla (el primer tramo previsto tendrá sentido único a partir del domingo 24 de agosto) ha suscitado una suerte de psicosis entre los vecinos de las zonas aledañas, que temen que la medida ocasione más trastornos que soluciones para los conductores.

el 15 sep 2009 / 09:26 h.

La inminente entrada en funcionamiento de la nueva regulación del tráfico en la Ronda histórica de Sevilla (el primer tramo previsto tendrá sentido único a partir del domingo 24 de agosto) ha suscitado una suerte de psicosis entre los vecinos de las zonas aledañas, que temen que la medida ocasione más trastornos que soluciones para los conductores. Sin embargo, el proyecto está manifiestamente estudiado y sopesado por las autoridades municipales, que han dedicado meses de trabajo a una decisión simple pero trascendental. El esfuerzo por mantener informados a los ciudadanos sobre los cambios está siendo muy concienzudo, de tal modo que se ha puesto en marcha un teléfono de 24 horas para consultar todas las dudas y se van a distribuir muchos miles de folletos informativos para que no quede nadie sin conocer los detalles de la remodelación. El procedimiento, pues, está siendo escrupuloso de modo superlativo en las formas, otra cosa diferente es si resultará acertado para descongestionar el tráfico que soporta esta zona neurálgica de la ciudad. De los resultados habrá que hablar más tarde, pero por ahora sólo toca prepararse para las molestias que ocasionarán las pequeñas obras (asfaltado, actuaciones de Emasesa, etc.), que habrá que realizar de aquí a la puesta en marcha del sentido único y afrontar con sentido cívico los posibles inconvenientes que ocasione la medida hasta que los usuarios se habitúen a los cambios. Porque eso es precisamente lo que los ciudadanos acostumbran a temer: el cambio en sí, sin sopesar los beneficios que puede conllevar. Las autoridades han invertido tiempo y esfuerzo y han llegado a la conclusión de que se trata de una decisión necesaria para mejorar el tráfico. Concederles el voto de confianza suficiente para ver el resultado ha de ir por delante de las críticas gratuitas, los temores infundados y el alarmismo innecesario. Después todo se andará.

  • 1