Local

Somalia se muere de hambre

La ONU declara la hambruna en dos regiones del país, una situación que no se daba desde 1992.

el 20 jul 2011 / 09:54 h.

TAGS:

Hambre en Somalia.

Naciones Unidas declaró de forma oficial el miércoles la situación de hambruna en dos regiones del sur de Somalia y ha advertido de que puede ampliarse a otros puntos de este país del Cuerno de África en los dos próximos meses a menos que llegue la ayuda de los países donantes.

Somalia, desgarrada por 20 año de combates entre señores de la guerra, islamistas y potencias vecinas, suma el hambre generalizada a su desgracia, de la que Occidente se acuerda recurrentemente cuando se producen asaltos piratas a sus barcos. El coordinador humanitario de la ONU para Somalia, Mark Bowden, indicó así que las regiones de Bakool y Baja Shabelle se han visto golpeadas por la peor hambruna en los últimos 20 años y la situación está a punto de extenderse a las ocho regiones del sur del país.

Años de sequía, que también afectan a Kenia y Etiopía, han acabado con las cosechas y la guerra en el país ha hecho extremadamente difícil que las agencias humanitarias puedan operar y acceder a las comunidades del sur, añade la ONU.

Esta región está controlada por el grupo insurgente islamista Al Shabaab, al que se considera vinculado a Al Qaeda, que lucha por derrocar al Gobierno de Transición somalí respaldado por Occidente. Este grupo también controla algunas partes de la propia capital, Mogadiscio, y el centro de Somalia.

A principios de julio, los insurgentes anunciaron que levantaban su prohibición de repartir ayuda alimentaria, -consideraban que generaba dependencia en la población-. Algunos analistas consideran que permiten la llegada de ayuda porque temen una respuesta de la población si no lo hacen. Otros apuntan que lo que buscan es recibir sobornos. La ONU había destacado la incapacidad de las agencias alimentarias de trabajar en la región desde principios de 2010 debido a la prohibición. "Cada día de demora en la ayuda es literalmente un problema de vida o muerte para los niños y sus familias en las áreas afectadas por la hambruna", subraya Bowden.

  • 1