Local

Somalia ve "difícil" la situación y espera resolverla en 3 semanas

Los piratas niegan que los tres marineros bajados a tierra hayan vuelto al ‘Alakrana’.

el 08 nov 2009 / 20:52 h.

TAGS:

Familiares de los pescadores de 'Alakrana' piden su liberación.

Las noticias que llegan desde Somalia sobre el secuestro del atunero vasco Alakrana no son halagüeñas. Fuentes del Gobierno somalí cercanas al primer ministro, Omar Abdirashid Ali Sharmarkem, consultadas por la agencia Reuters, estiman que el rapto no se solventará antes de tres semanas y admiten que "la situación es difícil".

Ayer mismo, el embajador de España en Kenia, Nicolás Martín Cinto, se entrevistó en Nairobi (Kenia) con el primer ministro somalí y hoy lunes está prevista una segunda reunión para estudiar la estrategia a seguir para lograr la liberación de los marineros retenidos por los piratas. Martín Cinto indicó tras el encuentro que el primer ministro de Somalia mostró su disposición y la de todas las autoridades de su país para facilitar la liberación de los 36 tripulantes del Alakrana, secuestrados hace 39 días. Asimismo, le comunicó que los marineros se encuentran bien. Tarde lo que tarde la liberación, el Gobierno español ha exigido a Somalia que garantice la vida, la seguridad y la integridad de los 36 tripulantes del atunero hasta que logren traerlos a casa.

También ayer, uno de los secuestradores identificado como Mohamed aseguró desde el Alakrana que tres de los marineros del barco siguen en tierra y que nunca habían vuelto con sus compañeros a bordo del atunero, desmintiendo la información recibida por el Gobierno español de que la tripulación se encontraba íntegramente reunida en el pesquero. "Nadie ha vuelto al barco. La razón por la que en un principio fueron llevados a tierra fue para separarles de sus compañeros y su regreso a bordo depende de la liberación de nuestros dos compañeros", que están detenidos en España, afirmó. El pirata indicó en declaraciones telefónicas a Reuters que estos tres rehenes no serán devueltos al buque hasta que sus compinches sean devueltos a Somalia.

Esta información coincide con los datos que maneja el mediador internacional y coordinador del Programa de Asistencia a Navegantes del África Oriental, Andrew Mwangura.

Por otra parte, el tío de uno de los piratas detenidos en España instó al Gobierno español a negociar directamente con el grupo de secuestradores en lugar de mediar a través del primer ministro del Gobierno somalí. "Esto no tiene nada que ver con Sharmarkem, sino con los padres y los hijos que han desaparecido", declaró. "Aunque se pague un rescate, da igual la cantidad que sea, no les liberaremos hasta que nuestros hijos regresen a Haradheere", enclave pirata del centro de Somalia cerca de donde se encuentra el Alakrana, aseguró.

Mientras, el patrón del atunero, Ricardo Blach, alertó de que la situación en el barco es cada vez más difícil, porque los secuestradores están más nerviosos y agresivos, hasta el punto de que han llegado a escupirle en la cara, a darle patadas y a tenerle amarrado. Asimismo, recordó que ya están sin agua potable.

Zapatero. Sin embargo, ayer se mostró más esperanzado porque, según dijo, el armador del barco le comunicó que el presidente, José Luis Rodríguez Zapatero "se ha involucrado directamente" en la resolución de la situación y que los dos piratas detenidos en España van a volver a Somalia.

Por su parte, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, en una vídeo conferencia que ofreció ayer desde Argentina, donde está en viaje oficial y por el que está recibiendo innumerables críticas, reiteró que las "cosas siguen el cauce adecuado" y aseguró que el Ejecutivo no ha escatimado ningún esfuerzo en la búsqueda de soluciones.

Mientras tanto, los familiares de los pescadores secuestrados insistieron en que se devuelva a Somalia a los dos piratas detenidos en España, porque, en su opinión, es la única forma de lograr la liberación de sus familiares.

  • 1