Local

Soraya Sáenz de Santamaría

Soraya Sáenz de Santamaría, así se llama, con nombre y apellidos, la primera mujer elegida como portavoz de uno de los dos grupos mayoritarios del Congreso, el Partido Popular. Lo recuerdo porque es llamativo que donde antes había Zaplana, ahora sólo haya Soraya.

el 15 sep 2009 / 02:49 h.

Soraya Sáenz de Santamaría, así se llama, con nombre y apellidos, la primera mujer elegida como portavoz de uno de los dos grupos mayoritarios del Congreso, el Partido Popular. Lo recuerdo porque es llamativo que donde antes había Zaplana, ahora sólo haya Soraya. Un "tuteo paternalista" que descubre el inconsciente colectivo, político y mediático, que trata a las mujeres de una forma discriminatoria e irrespetuosa. Lo cierto es que Mariano Rajoy ha confiado en una mujer de probada formación, muy por encima de la de muchos de sus compañeros, lo que no les impide cuestionarla por falta de experiencia. Una política que se ha ganado el respeto de sus rivales, a los que se enfrentó con dureza, pero sin crispación, en temas de tanta tensión en la pasada legislatura como la política autonómica. Y que ha sido una ágil comunicadora al no dudar en comparecer ante todos los medios que la convocaran. Así, mientras los viejos "varones populares" lastraban el futuro del PP, Sáenz de Satamaría trabajaba y le era leal a la persona que la había fichado para su equipo.

Incluso militantes del PP han visto, dentro de su partido, actitudes machistas, más que argumentos, para oponerse a la nueva líder popular. Reprochan su actitud a quienes, desde el anonimato, afirman que no tiene perfil político o el colmillo suficientemente retorcido. Lo cierto es que las puñaladas rondarán a la nueva portavoz, pero es su espalda lo que deberá cuidar. Enfrente encontrará a otro dignísimo, leal y muy preparado portavoz, José Antonio Alonso, del PSOE. Con ambos, si les dejan, gana el Parlamento y ganamos todos.

Periodista

opinion@correoandalucia.es

  • 1