Local

Sortu asegura que se opondrá a la violencia "con o sin alto el fuego de ETA"

La Abogacía concluye que la formación sólo «quiere aparentar que ha cambiado». La Sala del 61 del TS deberá fallar en estos días.

el 22 mar 2011 / 19:01 h.

TAGS:

Iñaki Zabaleta (d), en la presentación de Sortu.

Sortu no da un paso atrás y mantiene -al menos ante los medios- su rechazo a la violencia de ETA. Ayer volvió a repetir el guión. En este caso el encargado de darle voz fue el defensor de los promotores de Sortu, Íñigo Iruín, ante la Sala del 61 del Tribunal Supremo (TS) , que decidirá sobre su inscripción en el registro de partidos. Iruín afirmó que de permitirse a la nueva formación abertzale participar en las elecciones de mayo, sus cargos estarán comprometidos en contra de la violencia, incluso si ETA rompa el alto el fuego declarado el pasado 10 de enero.

"Ya no hay vuelta atrás", señaló Iruín, para incidir en que los posibles cargos de Sortu "están comprometidos en contra de la violencia mediante mecanismos de control y sanción" previstos en los estatutos del partido, por lo que el nuevo grupo político "respeta materialmente el canon de legalidad" que impone la Ley de Partidos Políticos.

Durante su alegato final ante la Sala de la que depende la ilegalización de Sortu, el abogado aseguró que la nueva formación política "no es pantalla de nada ni de nadie", por lo que no existen razones para prohibir su inscripción en el Registro del Ministerio del Interior, tal y como pretenden la Fiscalía y la Abogacía del Estado.

La intervención del letrado pivotó sobre la existencia de un debate en el seno de la izquierda abertzale desde octubre de 2009 y febrero de 2010 en el que ETA, según reconoció, quería intervenir "porque era muy consciente del germen de discrepancia que existía por la ruptura de la tregua del proceso anterior".

Respecto de la existencia de personas de la izquierda abertzale vinculadas a Sortu, Iruín admitió que este dato no es suficiente para justificar su ilegalización, puesto que los promotores del nuevo partido "siempre han ido de cara" y no tienen la intención de concurrir a los comicios municipales con una trampa.

En contra de este alegato se pronunciaron la Fiscalía y la Abogacía del Estado que se mantuvieron firmes en sus tesis de la vinculación de Sortu con Batasuna y ETA. El fiscal Antonio Narváez manifestó que Sortu está cometiendo "un verdadero fraude de ley y un abuso de derecho" al "cumplir aparentemente" el canon de legalidad pero no "aceptar materialmente" sus planteamientos. "El hábito no hace al monje", destacó. En este sentido, indicó que "es imposible crear un partido del la izquierda abertzale sin la izquierda abertzale". A su juicio, la nueva marca de la izquierda abertzale "no se ha desligado" de ETA y ello lo prueba el hecho de que hasta que la organización no emitió el comunicado en el que anunciaba el pasado 10 de enero un alto el fuego general, permanente y verificable, no se constituyó el partido. "Los silencios hablan a veces más que las palabras", dijo.

ETA ESTÁ DETRÁS. De forma similar se posicionó el abogado del Estado, Manuel Rivero, quien señaló que Sortu es "el enésimo intento" del complejo ETA/EKIN para entrar en las instituciones y ha tratado de aparentar una confrontación entre el sector militar y político de la organización que nunca ha existido. Por ello, "su inscripción en el registro debe prohibirse", señaló. Y espetó: "la izquierda abertzale no alzó una voz mientras 676 personas fueron asesinadas por ETA".

Sin embargo, el magistrado del Tribunal Supremo José Antonio Martín Pallín avisó ayer de que es "muy complicado" apartar a 200.000 personas de la vida política, en relación a la posible ilegalización de Sortu. En una entrevista en Telecinco, Pallín se mostró partidario de "admitir" en el juego democrático a "todos aquellos" que se manifiesten y "exterioricen" su "voluntad" de acogerse a él y, recordó que en el momento de "mayor auge electoral" la izquierda abertzale "rozó" los 200.000 votantes.

Ahora la decisión depende de la Sala 21 del Tribunal Supremo que estudiará a partir de hoy las alegaciones de la Fiscalía, la Abogacía del Estado y de la defensa de Sortu, para decidir en los próximos días si permite la inscripción de Sortu.


  • 1