Local

"Sortu rechaza de forma firme e inequívoca el terrorismo"

Los jueces discrepantes dicen que no cabe la ilegalización preventiva.

el 01 abr 2011 / 18:58 h.

TAGS:

El auto en el que los jueces plasman las conclusiones sobre Sortu.

La Sala del 61 del Tribunal Supremo notificó ayer oficialmente el auto en el que prohíbe la inscripción de Sortu en el registro de partidos políticos. El auto, de 217 páginas, contó al final con un voto particular conjunto que firman siete magistrados, de los 16 de la Sala, que mostraron su discrepancia con el criterio de la mayoría durante la deliberación del asunto.

Estos, todos del sector progresista, califican de "plausible" que ETA se haya sometido a los nuevos criterios políticos de la izquierda abertzale -lograr sus objetivos independentistas por vías estrictamente políticas-, pese a que no descarte una vuelta a las armas "ante una nueva coyuntura".

En las casi 60 páginas del voto particular, los discrepantes ponen su énfasis en determinar si el rechazo de Sortu a la violencia de ETA responde a una voluntad auténtica, o por el contrario es producto de una simulación fraudulenta para asegurar la continuidad de Batasuna. Así, llegan a la conclusión de que de la lectura de los estatutos de la nueva formación política se infiere "un rechazo firme e inequívoco de todo acto de violencia y terrorismo de sus autores".

Dicen también que, desde el punto de vista jurídico, tanto la palabra rechazo como condena "son igualmente eficaces para expresar el apartamiento de la violencia por parte de quienes pretenden crear una nueva organización política separándose de los partidos ilegalizados". En este sentido, los firmantes del voto particular valoran también positivamente el comunicado de prensa en el que el nuevo partido condenaba de manera concreta actos de kale borroka.

Igualmente, el voto particular señala que solamente cabe ilegalizar a un partido sobre la base de sus actividades o conductas y, por tanto, solamente cuando éstas se hayan producido, "de tal suerte que no cabe la ilegalización preventiva".

Mientras, el auto de la Sala del 61 del Supremo para no permitir la legalización de Sortu, basa su decisión en la conclusión de que la nueva formación pretende suceder en su actividad a la ilegalizada Batasuna utilizando por ello una estrategia fraudulenta que fue diseñada por ETA en 2009. Esa posibilidad supone "un riesgo objetivo, grave e inminente que atentaría contra los pilares básicos de nuestra democracia", señala la resolución.

El auto considera que la estrategia fue elaborada por la banda terrorista en connivencia con Batasuna. La intención era la de utilizar a Sortu como "pantalla" para presentarse a las próximas elecciones y extraer así ventajas como obtener subvenciones.

  • 1