Local

Sortu reniega del terror de ETA pero elude exigir su disolución

La nueva Batasuna, que se registró ayer, pide la reparación de «todas» las víctimas.

el 09 feb 2011 / 17:44 h.

TAGS:

Presentación de Sortu, nuevo partido de la izquierda abertzale

Los estatutos de Sortu, que la nueva marca de Batasuna registró ayer en el Ministerio del Interior, se presentan como una "ruptura con el pasado": reniegan de la violencia de ETA, abogan por el logro pacífico de los objetivos políticos -la independencia del País Vasco- e incluso defienden la reparación de "todas" las víctimas. Un histórico alejamiento que reflejan en el papel aunque en público los promotores siguen eludiendo la desvinculación definitiva con la banda.

En los articulados de los estatutos Sortu asegura que no se convertirá en "una organización vicarial" de ETA, a la que "rechaza abiertamente y sin ambages". La formación, que "rompe sus vínculos" con las organizaciones del pasado y niega que sea una refundación de las ilegalizadas, defiende que quiere "contribuir con el resto de agentes" políticos y sociales a que desaparezca de "forma definitiva la violencia, en particular la de ETA".

La nueva formación de la izquierda abertzale también asume el "reconocimiento y reparación" de las "todas" víctimas, en las que engloba a las "originadas por las múltiples violencias" que, en su opinión, "han tenido presencia" en el pueblo vasco en las últimas décadas. Se trata de una clara alusión, no sólo a las 900 víctimas de ETA en su medio siglo de historia, sino a las del GAL e incluso a los detenidos y presos de la organización terrorista.

Asimismo, Sortu avisa de que exigirá a los miembros de su partido que quieran ser incluidos en las listas un rechazo "firme e inequívoco de todo acto de violencia y terrorismo y de sus autores" así como "de las diferentes formas de manifestación de la violencia y el terrorismo" tal y como define la Ley de Partidos y que la formación recoge en el capítulo preliminar y en el artículo 3.

Sin embargo, en ninguna parte de los estatutos aparece una palabra expresa de condena a los atentados cometidos por la banda terrorista ETA en toda su historia. Preguntado, precisamente por ello, el promotor del nuevo partido, Iñaki Zabaleta, no contestó y se limitó a decir que Sortu apuesta por una "ruptura total con el pasado" y que "reniega de todo tipo de violencia" y, "en particular, la de ETA". Pesa a las reiteradas preguntas de los periodistas también eludió reclamar la disolución definitiva de la banda terrorista a pesar de que en los estatutos habla de la desaparición de cualquier clase de violencia, en particular, la de la organización de ETA".

En cuanto a la organización, en el artículo 2, Sortu se define como un partido que actuará en las tres provincias vascas y en Navarra (excluyendo así los tres territorios en Francia), si bien apunta a "los posibles acuerdos electorales que pudieran alcanzarse con otros partidos políticos" en España o la Unión Europea. Pese a que en la presentación realizada ayer en Bilbao por diez promotores, finalmente en los estatutos tan sólo figuran cuatro personas. Se trata de Miren Karmele Agirregabiria, José Javier Artola Zubillaga, Rakel Sáez de Cámara y Maider Etxeberria Akaiturri, esta última, doctora en Geología, figura como secretaria general del partido.

La independencia del País Vasco es el primer principio ideológico del nuevo grupo "porque la independencia es el único modo de asegurar el pleno desarrollo de Euskal Herria".

Recurso al fiscal. El Ministerio del Interior tiene ahora un plazo de 20 días para inscribir el partido en el registro, aunque fuentes del departamento confirmaron ayer que los estatutos registrados ya están siendo analizados con detalle para determinar si se ajustan a la ley y se autoriza finalmente que la formación política abertzale esté en las próximas elecciones.

También ayer el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, consideró que "hay que esperar" para saber si Sortu representa un cambio significativo.


  • 1