Economía

SOS ampliará capital y las cajas podrán desplazar a los Salazar

SOS acordó ayer reformular las cuentas de 2008 y cargar sobre ellas, como pérdidas, los 212 millones del préstamo que concedió a Jesús y Jaime Salazar, ya destituidos como presidente y vicepresidente. Además, decidió acometer una ampliación de capital de hasta 200 millones con la que, de acudir, las cajas andaluzas desplazarán a los Salazar como primer accionista.

el 16 sep 2009 / 02:33 h.

SOS acordó ayer reformular las cuentas de 2008 y cargar sobre ellas, como pérdidas, los 212 millones del préstamo que concedió a Jesús y Jaime Salazar, ya destituidos como presidente y vicepresidente. Además, decidió acometer una ampliación de capital de hasta 200 millones con la que, de acudir, las cajas andaluzas desplazarán a los Salazar como primer accionista.

Al provisionar sobre las cuentas del año pasado los 212,7 millones de euros del crédito concedido a la familia Salazar, el balance arroja unas pérdidas de 190 millones frente al beneficio de 32 millones declarado inicialmente.

El consejo de administración del grupo SOS acordó ayer reformular las cuentas de 2008 tras estudiar detenidamente -durante dos intensas sesiones, el pasado viernes y ayer domingo- la auditoría encomendada a KPGM sobre el polémico préstamo otorgado a la sociedad de inversión Condor Plus vinculada a los hermanos Jesús y Jaime Salazar, que fueron destituidos la pasada semana como presidente y vicepresidente por esta operación.

No fue la única decisión. El consejo aprobó, además, realizar una nueva ampliación de capital de hasta 200 millones de euros, que duplicará los fondos propios del grupo y que compensará "con creces" el efecto derivado de las pérdidas, reforzará su solvencia patrimonial y permitirá al grupo cumplir "holgadamente" con sus compromisos de pago, informó ayer la compañía agroalimentaria propietaria de Koipe y Carbonell y del arroz SOS.

El grupo destacó que cuenta con una "disposición favorable" para su suscripción de parte de los accionistas representados en el consejo, "a excepción del grupo Salazar". Así, los hermanos Jesús y Jaime, que actualmente cuentan con una participación del 17,68% y 10,54%, podrían ver diluido su peso en el órgano de gobierno, en el que, entre otros, están representadas las cajas de ahorros Caja Madrid, Unicaja, Cajasol, Caja Granada y Cajasur.

Las cuatro cajas andaluzas mostraron ayer su disposición a participar en la operación porque, como accionistas significativos -entre las cuatro suman el 24% del capital-, quieren ser parte "activa" del futuro de la compañía, aunque remitieron a sus respectivos órganos de dirección, que serán los que, de forma independiente, tendrán que decidir cuánto y cómo se concretará, informó Europa Press.

Será pasado mañana, cuando el consejo de administración de SOS en sesión extraordinaria, abordará los detalles de la ampliación. Pero lo cierto es que, de acudir las entidades andaluzas -en un momento complicado para realizar grandes desembolsos-, desplazarán a la familia Salazar (a día de hoy con el 28,22%) como primer accionista de la compañía.

El grupo detalló que el incremento de capital permitirá "cumplir holgadamente los compromisos de pago pactados en la financiación sindicada", en referencia al préstamo suscrito en diciembre con 35 entidades bancarias por importe de 994 millones, y contar con mayores niveles de patrimonio para responder de la financiación ordinaria.

Del informe de KPGM se desprende que las operaciones de disposición de fondos no contaban con la autorización del consejo de administración ni de ningún otro órgano de gobierno ejecutivo de SOS, y ahondan en que "no guardan aparentemente correlación temporal con las negociaciones que con un fondo soberano pudieran haberse mantenido en 2008, como fue informado el comité de estrategia y el consejo de administración el pasado 27 de febrero".

Por este motivo, "atendiendo al nivel de calidad y liquidez de las garantías recibidas por SOS y siguiendo criterios de prudencia valorativa", el consejo decidió contabilizar una provisión sobre este activo contra el resultado de 2008, por un importe equivalente a las pérdidas.

Con la depreciación de los títulos del grupo -más de un 60% en lo que va de año-, existía el temor de que a los Salazar les fuera más complicado mantener la garantía aportada para obtener el crédito, que consiste en la pignoración de títulos de la compañía en su propiedad.

Tras "sanear" otras partidas de balance, entre las que se encuentra una operación de cobertura de tipos de interés que incorporaba un contrato "especulativo" sobre acciones de otras compañías ajenas al grupo SOS, el consejo aprobó de nuevo las cuentas del ejercicio 2008.

De otro lado, los consejeros conocieron el cierre efectivo de la operación de venta de la marca Dante en Italia, por 35 millones de euros, cuyo cobro se producirá en junio, así como el "avanzado estado de otras negociaciones de venta de marcas en dicho mercado", operaciones que están incluidas en el plan de desinversiones de la compañía.

El director general, Endika Sánchez, presentó un informe sobre la evolución de los negocios en el primer trimestre de este año, que será dado a conocer al mercado esta semana, y que "confirma la excelente capacidad de generación de resultados de Grupo SOS, aún en un contexto económico adverso, y el acierto estratégico que ahora se verifica de adquirir Bertolli".

  • 1