Economía

SOS se desprenderá de todos los negocios excepto del aceite

Las desinversiones previstas reducirán la deuda del grupo agroalimentario entre 500 y 600 millones

el 20 oct 2009 / 22:08 h.

La solución para hacer frente al pago de una deuda que supera los 1.000 millones pasa, para el grupo SOS, por vender todos sus negocios a excepción de los aceites vegetales (oliva y girasol) "de marca global y que operen en mercados con potencial contrastado de crecimiento", como Koipe y Carbonell. Así lo anunció ayer la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), en un comunicado en el que explica que con estas actuaciones prevé reducir en torno a 500 o 600 millones su deuda financiera en un plazo de dos años.

SOS precisó en la nota que el motivo de este anuncio es la reunión que mantendrá hoy con las entidades financieras acreedoras para presentarles el plan de reestructuración de la compañía, que persigue "la estabilización financiera de la misma".

Esto significa que el grupo agroalimentario se desprende de su negocio primigenio y la otra gran pata de su facturación, el arroz, con la marca SOS como cabecera, sustentado principalmente en la zona de Levante, aunque cuenta con una fábrica en Los Palacios y Villafranca (Sevilla), muy cerca de las marismas arroceras. El de las galletas, que le dio en su momento el apellido Cuétara, se vendió a Nutrexpa.

Pero no sólo eso. La compañía, en su momento, optó por diversificar y posee marcas en el área de condimentos (los vinagres comunes Procer y los especiales Louit), además de mayonesas, bajo los nombres de Asua, Koipesol y Louit, de las que también se desprenderá. A la provincia sevillana también le afecta la desinversión en el sector de la aceituna de mesa, que se desarrolla en las fábricas de Acyco, en Dos Hermanas, y de Cetro, en Pilas.

El grupo alimentario también hará desinversiones sobre diversos activos inmobiliarios, principalmente fabriles, y otros no relacionados con la explotación, así como a los activos del denominado Proyecto Tierra (cultivo intensivo de olivos). Según informó ayer, la compañía también prevé un incremento de los fondos propios en un mínimo de 200 millones, mediante ampliaciones de capital con derecho de suscripción preferente, créditos participativos y conversión de créditos en capital, entre otros mecanismos.

En cualquier caso, SOS admite que en estos momentos no puede determinar con precisión los ingresos que obtendrá por la venta de activos, ni el impacto sobre la cuenta de pérdidas y ganancias.

La compañía ha elaborado un plan de negocio que prevé la consecución en 2013 de un resultado bruto de explotación (Ebitda) de 140,3 millones y unas ventas de 1.563,5 millones, unas cifras que supondrían unas tasas anuales de crecimiento compuesto del 6,8% y el 3,4%, respectivamente, para el periodo 2009-2013. Este plan establece un incremento significativo de los costes de publicidad, un "ligero" aumento de los costes de producción y la disminución de los costes de estructura.

  • 1