Deportes

Spahic es el central elegido

El central bosnio confirmó ayer que será sevillista durante tres temporadas.

el 04 jul 2011 / 12:07 h.

Emir Spahic se va a convertir en las próximas horas en el cuarto fichaje del Sevilla -el quinto si contamos a Martín Cáceres, por el que el club hizo efectiva una opción de compra-. El central bosnio del Montpellier arribará para reforzar el centro de la zaga, una de las posiciones que generaban más dudas tanto en el cuerpo técnico como en la afición de la entidad de Nervión.

A falta de que el club lo haga oficial, fue el propio futbolista el que reveló a una web de su país que el acuerdo con el Sevilla era total y que en pocas horas estaría en la capital hispalense para ser presentado como nuevo jugador blanquirrojo. "Firmé hace tres días y sólo espero a los exámenes médicos", dijo Spahic en lel portal SCsport.ba. De hecho, el defensor no se ha entrenado en los últimos días con el Montpellier, un dato más que revelador.

Así las cosas, el club nervionense está a punto de hacerse con los servicios de uno de los defensas centrales que más estaban sonando en el mercado veraniego. De hecho, se le ha relacionado durante las últimas semanas con clubes de prestigio como el Arsenal londinense o el Valencia. La operación podría costarle al Sevilla unos dos millones de euros y el balcánico quedaría vinculado mediante un contrato por tres temporadas.

De esta manera, el Sevilla ya tiene atado al central "tipo Squilacci" que demandaba Del Nido hace pocas fechas, y su intención es incorporarlo cuanto antes para que pueda formar parte de la expedición que parte el sábado hacia Costa Rica. Spahic, que cumplirá 31 años el próximo 18 de agosto, está llamado a convertirse en el jefe de la zaga blanquirroja y recoger el testigo del francés, de Dragutinovic o de Javi Navarro a la hora de liderar una línea que hizo aguas de forma estrepitosa durante la temporada pasada.

Su pierna dominante es la diestra y su punto fuerte es la colocación. Aunque no es demasiado rápido, suple esa carencia gracias a un gran sentido táctico y técnico. Además, va bastante bien por arriba pese a no ser excesivamente alto (1,83).

UN TROTAMUNDOS. Spahic se convertirá así en el segundo futbolista bosnio de la historia del Sevilla. El anterior fue Mirsad Hibic, que dio un excelente rendimiento pero al que no se le recuerda de la mejor manera tras marcharse al Atlético de Madrid sin dejar una sola peseta en las arcas nervionenses.

El bosnio -aunque tiene raíces croatas y montenegrinas- es todo un trotamundos del fútbol, ya que ha pasado por un total de siete clubes antes de recalar en el Sevilla. Salió del Celik Zenica bosnio y de ahí pasó a los croatas GOSK Dubrovnik y Zagreb para acabar en Rusia. Allí jugó cinco años, primero en el Shinnik Yaroslavl y posteriormente en el Torpedo y el Lokomotiv, ambos de Moscú. De hecho, mientras formaba parte del equipo ferroviario jugó los dos partidos de la eliminatoria de dieciseisavos de final de la Copa de la UEFA de 2006 que enfrentó al Sevilla con los moscovitas. Tras su periplo ruso firmó por el Montpellier, donde ha jugado 57 encuentros y anotado tres goles en dos años.

 

  • 1