Local

Spanair barajó cambiar el avión siniestrado minutos antes de que se estrellara

Nueve días después del accidente aéreo de Barajas la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, compareció ayer a petición propia ante la Comisión de Fomento del Congreso. La ministra ha confirmado que Spanair quiso en un principio sustituir el avión que finalmente se estrelló en el aeropuerto de Barajas el pasado día 20.

el 15 sep 2009 / 10:55 h.

TAGS:

La ministra se planteó su comparecencia con la intención de "compartir toda la información de la que dispone y puede hacer pública el Gobierno" y de "aclarar todos aquellos aspectos que puedan llevar a confusión y acrecentar el dolor" de los familiares de las víctimas. Y quizá la información que más sorprendió -dentro de la cronología de los hechos que ella misma relató-, y que hasta ahora se desconocía, es que Spanair estudió la posibilidad de cambiar de avión al detectar la avería inicial, pero "finalmente decidió continuar con la misma".

En cuanto a la medida de tiempo, recalcó que a las 14.23 horas se autorizó de nuevo el despegue y que a las 14.25, hora del accidente, se activó el plan de emergencia del aeropuerto de Barajas al avisar de inmediato la torre de control al servicio de extinción de incendios del aeropuerto. "En tres minutos llegaron al lugar del accidente y se personaron los primeros equipos de bomberos", afirmó. Asimismo, destacó la "eficaz coordinación" entre los servicios que integran el plan de emergencia en el rescate de supervivientes y en el traslado de heridos a hospitales y de cuerpos a Ifema.

Por otra parte, señaló que las autoridades aeronáuticas no tenían "ningún motivo" para pensar que Spanair no cumpliera todos los requisitos de seguridad y concluyó que se conocerán las causas del accidente para la "exigencia de responsabilidades". Sobre este aspecto, el juez de Madrid Juan Javier Pérez, que investiga el accidente, indicó ayer que no tiene previsto citar a ningún testigo para tomarle declaración hasta que los informes técnicos sobre el siniestro sean más concluyentes.

Por otra parte, Álvarez indicó que el sistema de seguridad aérea español responde a las máximas exigencias y "los aviones son tan seguros como en la UE". Con estas palabras defendió Magdalena Álvarez la labor de su ministerio en su comparecencia para informar del accidente de Barajas. Un minuto de silencio dio paso a las explicaciones.

La ministra afirmó que en España se llevan a cabo inspecciones tanto en materia de mantenimiento como de las operaciones en vuelo. Álvarez recalcó que las revisiones son diarias, antes de cada vuelo, semanales, cada 50 o 100 horas de vuelo, además de otro tipo de operaciones más complejas -las denominadas, B, C, y D, determinadas por las horas de vuelo-.

Informó de las revisiones efectuadas el año pasado. En España hay 633 aviones comerciales de matrícula española pertenecientes a 64 compañías aéreas y en 2007 fueron 6.024 los controles que se llevaron a cabo a los que se sumaron 1.025 en la UE.

En cuanto a las inspecciones que se le han hecho este año a Spanair, indicó que se han llevado a cabo 326, entre el 1 de enero y el 20 de agosto, de las que 26 fueron efectuadas bajo la responsabilidad de la UE. De ellas, 87 fueron dedicadas a comprobar la aeronavegabilidad de los aparatos de la compañía y 67 para el mantenimiento de su certificado de operador aéreo.

La ministra de Fomento agradeció finalmente a todos los grupos parlamentarios su disposición para realizar propuestas encaminadas a la mejora del sector aéreo e instó a "trabajar conjuntamente" en una nueva Ley del Sector Aéreo para ver "qué se podía hacer, lo que se ha hecho y lo que se debía haber hecho".

  • 1