Local

Spanair dice que no hubo 'anomalías' en el despegue

El subdirector general de Operaciones de Spanair, Javier Mendoza, confirmó hoy que el comandante del vuelo JK 5022 retornó la aeronave a la puerta de embarque antes de iniciar la carrera de despegue tras informar del "calentamiento excesivo en una toma de aire que alimenta algunos sistemas del avión".

el 15 sep 2009 / 10:18 h.

TAGS:

El subdirector general de Operaciones de Spanair, Javier Mendoza, confirmó hoy que el comandante del vuelo JK 5022 retornó la aeronave a la puerta de embarque antes de iniciar la carrera de despegue tras informar del "calentamiento excesivo en una toma de aire que alimenta algunos sistemas del avión", y que, una vez "aislado" el problema por el personal de mantenimiento del Spanair, se le autorizó a que volviera a la pista de despegue sin que se produjera "ningún tipo de anormalidad en el proceso".

En rueda de prensa en Madrid, explicó que una vez revisada toda la documentación del problema por parte de los técnicos de Spanair y también de los inspectores de Aviación Civil, no se ha detectado ninguna "anormalidad" en la resolución tomada por la tripulación y el personal de tierra y certificada por un inspector técnico de Spanair.

"Se ha actuado según los estándares y procedimientos establecidos los manuales del avión", de forma que "dentro de las condiciones aprobadas para operar, el avión fue despachado para volar", añadió Mendoza.

En cuanto a los aviones que Spanair tenía previsto retirar de su flota, Mendoza detalló que la selección de aeronaves iba a finalizar "esta semana" por lo que no se puede concluir que el avión siniestrado fuese a ser "especialmente elegido" para ser 'jubilado'.

En cualquier caso, Mendoza precisó que pese a los accidentes registrados en los últimos años, si se tiene en cuenta la gran producción de la serie MD-80, "sus estadísticas de seguridad son muy altas". Además, explicó que el avión siniestrado contaba con cerca de 32.000 horas de vuelo acumuladas, lo que supone, según dijo, "un registro de seguridad muy elevado".

LA CLAVE DE LA AVERIA

Según precisó Mendoza, hay diferentes formas de tratar un problema técnico en los aviones. En este caso, explicó, "la corrección que prevé el manual es aislar el problema quitando el interruptor que le da energía (a la toma de aire, situada bajo la cabina del copiloto)". Según dijo, "ésta es una condición aceptable para vuelo, es una práctica normal. Existe una lista de equipos mínimos que refleja esa situación".

Sin embargo, Mendoza reconoció que aún queda mucha información por conocer. Por ejemplo, constató que Spanair no ha tenido acceso aún a la información sobre las conversaciones entre la cabina del avión y la torre de control, ya que forman parte del proceso oficial de investigación.

SPANAIR NO QUIERE ESPECULACIONES.

Por su parte, el director general de Spanair, Marcus Hedblom, rechazó cualquier especulación sobre las circunstancias del accidente, al considerarlas inapropiadas para los afectados, y emplazó al proceso final de la investigación una vez analizadas las cajas negras de la aeronave.

Con todo, desde la compañía se precisó que una de las cajas negras está dañada y se advirtió de que lleva un tiempo realizar un análisis que de lugar a conclusiones que ayuden a esclarecer las causas.

Preguntado por si la compañía procederá a una revisión especial de los MD-82 de Spanair o incluso su retirada, Hedbolm indicó que "no existe ninguna razón, tras analizar la documentación de la operación, para tomar este tipo de medidas".

Al respecto, Mendoza indicó Spanair lleva todo el mantenimiento de estos aviones en todas sus etapas de acuerdo con los estándares fijados y constató que "seguirá haciéndolo". Incluso, concretó que el mantenimiento de estos aviones es llevado a cabo por STS (servicio técnico de SAS) en talleres de Volvo, en Suecia, e ITR, en México, y cuentan con la aprobación de Aviación Civil.

RESPUESTA A SEPLA.

En respuesta a las declaraciones efectuadas por el sindicato de pilotos SEPLA, en las que aseguraba que la dirección les obligaba a pasar por alto ciertas normas relativas a horarios, mantenimiento, etc, Spanair recalcó que cuenta con una "cultura de seguridad" con la que hay un "compromiso irrenunciable". En este sentido, Mendoza apuntó que en ningún momento se han programado actividades fuera de los límites regulados ni se ha forzado ningún tipo de trabajo.

Concretamente, preguntado por la posibilidad de que algunos pilotos se hubieran visto obligados a desarrollar tareas de mantenimiento, Mendoza señaló que el mantenimiento se hace de acuerdo con el programa y que algunas tareas en prevuelos las realizan los pilotos y que otras de carácter técnico, los técnicos.

Por otro lado, el subdirector de Operaciones de Spanair aseguró que la compañía ha pasado recientemente una auditoría extensa de Aviación Civil, que le ha otorgado el certificado de operador aéreo de tipo ilimitado.

Asimismo, explicó que las dos paradas de aviones McDonell Douglas que ha habido en EE.UU. este año se debieron a que la autoridad de aviación civil estadounidense (FA) tenía evidencias de que algunos aviones habían sido objetos de inspecciones, por lo que exigieron que algunas compañías aéreas las realizaran. Por ello, "Aviación Civil pidió a Spanair las evidencias de esas inspecciones y no hubo necesidad de hacer ningún trabajo adicional", añadió.

  • 1