lunes, 18 febrero 2019
16:10
, última actualización
Cultura

Sparring Teatro propone un viaje a través de la música y el amor

La compañía representa su espectáculo hasta final de mes en La Imperdible.

el 21 may 2010 / 19:55 h.

A la tercera va la vencida. No ha sido hasta el tercer espectáculo de Sparring Teatro cuando el músico y actor Sergio Domínguez ha convencido a su pareja en la vida real, la también actriz Rebeca Torres, de subirse juntos a un escenario. El resultado es Viaje al crepúsculo del amor, una suerte de concierto teatralizado "y coreografiado", apunta Sergio, que lleva dos semanas de representación en el Teatro-Duque La Imperdible y que se prolongará hasta el próximo fin de semana.

Y así, arropados en el escenario por una banda formada de cuatro músicos (Álvaro Gandul, Dani Galiano, Félix Roquero y Roberto Alda), la pareja viaja "por una dramaturgia abstracta" en la que, a través de "trece canciones y trece paisajes" se cuenta la historia del amor en su decadencia. "Queremos restarle importancia a la idealización del enamoramiento y ver que puede ser más profundo algo ya en su rutina", explica Sergio Domínguez.

De este modo, y asesorados en la dirección por Julio Fraga y en la coreografía por Manuel Cañadas, Sparring Teatro ha planteado para el escenario de La Imperdible "un concierto de canciones con una base de cabaret, en el que se cuenta una historia. Y para ello, aparte de lo musical necesitábamos el baile y una situación para crear una relación entre la música y sus pasajes, entre los protagonistas y los músicos, entre el público y todos nosotros", dice el actor.

No obstante, tanto Sergio como Rebeca se resisten a clasificar esta propuesta que ellos definen como "el placer de la indefinición". Lo que sí explican es que todo sucede en una carretera, en la que los cuatro músicos que los acompañan están apostados en la cuneta, una suerte de espacios indefinidos que bien pueden ser "bares de carretera o burdeles". En este recorrido, las canciones -compuestas y escritas todas ellas por Sergio Domínguez- se van sucediendo una tras otra "como si fuera en una película. A veces no hay transición, otras sí, con una coreografía o con un cambio de plano", explican.

En esta primera experiencia conjunta, tanto Rebeca como Sergio destacan "la acogida emocional" que están teniendo del público que acude cada fin de semana a verlos. "Se sienten protagonistas... y creo que es la primera vez que lo consigo", reconoce el actor. Ella, por su parte, dice que lo que le convenció de subirse junto a su pareja a un escenario fueron "sus canciones, todo el mundo interior que desarrolla en ellas". Tras su paso por el Teatro-Duque, la obra tendrá una nueva cita en los Jardines de la Buhaira el 20 de agosto.

  • 1