Local

Speakers en los funerales

Como pasa la vida igual que pasa la corriente, los muertos de agosto son "funeralizados" en setiembre; y desde hace algún tiempo, dos o tres años, veo y sufro en las misas de difuntos a las que acudo, que después de que el cura dice "podéis ir en paz", rápidamente salta un señor o señora al micrófono del altar, se pone unas gafas en la punta de la nariz...

el 15 sep 2009 / 12:07 h.

Como pasa la vida igual que pasa la corriente, los muertos de agosto son "funeralizados" en setiembre; y desde hace algún tiempo, dos o tres años, veo y sufro en las misas de difuntos a las que acudo, que después de que el cura dice "podéis ir en paz", rápidamente salta un señor o señora al micrófono del altar, se pone unas gafas en la punta de la nariz y sacando un folio de la chaqueta declama algo así como: "nuestro querido Manolo (el muerto, claro), que tanto bien hizo cuando estuvo con nosotros, que todo lo daba, que nunca pidió nada para sí, se nos ha ido.

Pero esto no es una adiós, es un hasta luego. Recuerdo hace un mes a Manolo, cuando la fatal enfermedad lo tenía vencido, apretándome fuertemente la mano y con plena conciencia me dijo?" En fin señores, que todos los que queríamos a Manolo y fuimos a su funeral, nos hemos tenido que tragar el pregoncito de un nieto, un hijo, un amigo, o un compañero en el que se nos dice lo bueno que era Manolo, lo que ayudó a todo el mundo, y que su cuerpo ya no está, pero que su alma permanecerá para siempre.

Me parece que, como en todo, lo yanqui -tan denostado- ha calado bastante en los entierros, y el exaltador, nostálgico y mohíno, se está imponiendo en nuestros muertos. Yo, ¿qué quieren que les diga?, no soy partidario de la modita, me parece una frivolidad por cuanto que como dolientes, si conocíamos a Manolo, no nos hace falta la alegación de sus virtudes; y aprovechar la concentración de amigos y conocidos en los bancos sentaditos para hacernos tragar la perorata me parece todo una coacción.

José María Font Ortiz es abogado.

  • 1