Cultura

'Splice': Inconexo batiburrillo

Canadá. 2009. Dirección: Vincenzo Natali. Argumento: Dos brillantes científicos crean, mediante ingeniería genética, una nueva forma de vida que mezcla genes humanos con los de otras especies animales. Intérpretes: Adrien Brody, Sarah Polley, Brandon McGibbon, David Hewlett. Guión: Vincenzo Natali, Antoinette Terry Bryant, Doug Taylor. Fotografía: Tetsuo Nagata. Color. Música: Cyrille Aufort. Duración: 104 minutos. 18 años. Calificación: *

el 02 ago 2010 / 18:40 h.

No es la primera vez que desmonto una película como la suma de otras pocas (o muchas). Tampoco es la primera vez que me disculpo por hacerlo y le traslado, lector, lo poco aficionado que soy a aplicar las matemáticas a un arte tan complejo y multidisciplinar como es el cine (sin ir más lejos, la última vez que formulé acerca de un filme fue con Noche y día hace unas tres semanas); pero tiene que entender que, ante los paupérrimos resultados de la última propuesta de Vincenzo Natali (¿dónde habrá quedado el genial cineasta que conocimos con Cube?), pocas son las variantes que se me ocurrían a una crítica que empezara desde la primera palabra a intentar convencerles de huir de cualquier sala en la que se proyecte Splice.

Siguiendo con el discurso matemático, Splice no es más que la incoherente mezcla de ideas sueltas sacadas de filmes como Alien o Species, eso sí, mezcladas (y bien agitadas) con todas aquellas influencias procedentes de filmes en los que se juegue con el concepto de los límites morales de la ciencia (y ahí tendríamos ejemplos que van desde Planeta prohibido a Parque jurásico, entre otras).

De tal experimento, Natali se saca de la manga una cinta que, aunque arranca con cierto brío y alguna idea visual acertada, pronto deviene en un mediocre espectáculo desposeído de carisma y personalidad en la que dos actores de renombre que no se creen ni una de las líneas de diálogo que recitan con monotonía intentan hacer que el público se siente identificado con una historia cuyo final, tan predecible como espantoso, no deja lugar a dudas acerca de qué hacer esta semana: ver El equipo A y pasárselo bomba.

  • 1