Cultura

Sr. Chinarro ronronea en la sala Malandar

Muchos aficionados a la música indie se lamentan de lo difícil que resulta ver a sus ídolos fuera de la sofocante atmósfera de los grandes festivales, o sea, en salas de pequeño y mediano formato. Por eso, el concierto que ofrecerá esta noche el sevillano Antonio Luque y su grupo, más conocidos como Sr. Chinarro, se antoja una oportunidad de oro.

el 16 sep 2009 / 02:24 h.

Muchos aficionados a la música indie se lamentan de lo difícil que resulta ver a sus ídolos fuera de la sofocante atmósfera de los grandes festivales, o sea, en salas de pequeño y mediano formato. Por eso, el concierto que ofrecerá esta noche el sevillano Antonio Luque y su grupo, más conocidos como Sr. Chinarro, se antoja una oportunidad de oro para disfrutar del pop intimista y crepuscular de estos músicos teniéndolos casi al alcance de la mano.

Con casi veinte años de carretera a sus espaldas y una docena de álbumes, Sr. Chinarro culminó el pasado año toda una etapa de creatividad burbujeante tanto en lo que respecta a música como a letras con la grabación de Ronroneando (Mushroom Pillow), tras la línea ascendente que fueron marcando El fuego amigo y El mundo según, reconocido por aclamación como el disco del año 2006 por la revista RockdeLuxe.

Lo cierto es que la personal poética de lo cotidiano de Luque-Sr. Chinarro, apoyada en una santa paciencia, ha ido cosechando con el paso de los años a una verdadera legión de incondicionales. Temas bastante recientes como Los ángeles, Tímidos, Anacronismo o San Antonio son himnos contemporáneos coreados a todo lo largo de la geografía nacional, los nuevos grupos hablan de él como de una confortante influencia o un hermano mayor, algunos y jóvenes gurús literarios, como el nocillero Agustín Fernández Mallo, lo citan como referente.

Algo que resultaba todavía difícil de prever cuando Luque y los suyos (por entonces Juan Francisco Morato, Jesús Franco y Manuel Béjar) grabaron su primera maqueta, allá por el año 1991, y se adscribieron al memorable colectivo de grupos independientes sevillanos Karma.

Tuvo que ser el fanzine madrileño Malsonando, dirigido por Jesús Llorente, la primera publicación que señalara que ahí había un talento de los que vale la pena seguirle la pista. Por suerte, no fue la única.

Tras una larga estancia en el sello Acuarela Discos, que lanzó ocho de sus discos con productores tan acreditados como Kramer y títulos tan sugestivos como El por qué de mis peinados, Nosécuantos-nosécuántos, Cobre cuanto antes, La primera ópera envasada al vacío o El ventrílocuo de sí mismo, Sr. Chinarro fueron reclutados por El Ejército Rojo, la discográfica dirigida por sus colegas de Los Planetas, con la que lanzaron el mencionado El fuego amigo.

Por entonces Chinarro-Luque era ya una de las figuras más respetadas de la escena ibérica, y su prestigio desde entonces no ha hecho sino consolidarse y ensancharse. Esta noche volverá al escenario de la sala Malandar un músico que puede presumir de haber

mantenido una trayectoria coherente al máximo, de enorme tenacidad y desentendida de los atajos facilones, fiel a sí misma y generosa con sus seguidores.

Es Sr. Chinarro, y viene a hacer lo que sabe. Un día tomó su nombre de uno de los personajes de Los payasos de la tele, pero pocos podían sospechar que la cosa fuera tan en serio.

  • 1