sábado, 20 abril 2019
10:50
, última actualización
Local

Suben a 145 los muertos en Río de Janeiro y se producen nuevos corrimientos de tierra

Los bomberos buscan a decenas de desaparecidos que estarían bajo los escombros en que quedaron convertidas las casas sepultadas por deslizamientos de tierra.

el 06 abr 2010 / 15:41 h.

TAGS:

El número de muertos por las lluvias en Río de Janeiro subió hoy a 145 según las autoridades, mientras que se registraron nuevos corrimientos de tierra con el recrudecimiento de la tempestad.

Niteroi, ciudad vecina a Río, es la más afectada por el prolongado temporal, ya ha contabilizado 79 muertos y cerca de 2.000 damnificados, según el último balance divulgado por el cuerpo de bomberos regional.

En esta ciudad, en donde la Alcaldía ha declarado el estado de calamidad pública y luto oficial por una semana, se volvieron a producir corrimientos de tierra después de que se intensificasen las lluvias esta tarde.

Por lo menos quince casas quedaron soterradas con los nuevos deslizamientos, aunque las autoridades desconocen cuántas personas se encontraban en ellas, según informó la televisión Globonews, que transmitía en directo las labores de rescate.

En Río de Janeiro se han registrado 46 muertes, en São Gonçalo otras 16 y el resto, repartidas entre Nilópolis, Paulo de Frontin, Magé y Petrópolis, todas ciudades situadas en el estado de Río de Janeiro, según el último balance.

Los bomberos buscan a decenas de desaparecidos que estarían bajo los escombros en que quedaron convertidas las casas sepultadas por deslizamientos de tierra.

La gran mayoría de las víctimas eran habitantes de barriadas pobres, construidas irregularmente en áreas montañosas consideradas como de riesgo por su vulnerabilidad a estos fenómenos meteorológicos.

El último balance oficial del órgano regional de Defensa Civil también registra 135 personas heridas, que fueron trasladadas a hospitales públicos, y cerca de 14.700 personas desplazadas de sus hogares.

Aunque la lluvia dio momentos de tregua esta mañana, volvió a intensificarse por la tarde y proseguirá hasta el jueves, según los partes meteorológicos.

Pese a que algunas calles de la ciudad aún estaban inundadas hoy y otras bloqueadas por deslizamientos, la ciudad comenzó a recobrar su normalidad este miércoles y el transporte público volvió a moverse.

Los temporales del lunes y martes fueron considerados como los peores sufridos por Río de Janeiro en 40 años y los meteorólogos dijeron que el volumen de agua que cayó en doce horas es más del doble del esperado para todo el mes de abril.

El agua inundó ayer las principales vías de la ciudad y la paralizó por completo durante todo el día, y por la noche muchos barrios quedaron a oscuras por fallos en el servicio eléctrico.

  • 1