Economía

Subida de los impuestos de la gasolina en pleno repunte de los precios

Malas noticias para el bolsillo de los consumidores. El Gobierno aprobó ayer una subida de los impuestos de los carburantes, justo cuando se conoce que gasolina y gasóleo marcan sus máximos anuales y cuando la inflación alcanza cifras históricas a la baja. Además, lo hace a las puertas de verano, época en la que los desplazamientos se multiplican. El tabaco también sube.

el 16 sep 2009 / 04:11 h.

Malas noticias para el bolsillo de los consumidores. El Gobierno aprobó ayer una subida de los impuestos de los carburantes, justo cuando se conoce que gasolina y gasóleo marcan sus máximos anuales y cuando la inflación alcanza cifras históricas a la baja. Además, lo hace a las puertas de verano, época en la que los desplazamientos se multiplican. El tabaco también sube.

Un 3% más. Ésa es la subida que el carburante sufrirá una vez que entre en vigor la decisión anunciada ayer por el Consejo de Ministros. En concreto, el Gobierno decidió un alza de 2,9 céntimos por litro para gasolina y gasóleo, lo que hará que se sitúen en 1,03 euros y en 0,906 euros, respectivamente, según la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado.

El Ejecutivo se escudó en que, a pesar del encarecimiento de los hidrocarburos, los precios en España siguen estando por debajo de los de sus países vecinos. Así, Salgado señaló que seguirán por debajo de lo que cuestan en Francia (1,23 euros la gasolina y 0,97 euros el gasóleo) y Portugal (1,273 euros la gasolina y 0,98 euros el gasóleo).

Este incremento de los impuestos de los carburantes coincide con los máximos anuales de gasolina y gasóleo, que se situaron un 24% y un 8%, respectivamente, por encima del nivel de enero, según datos del Boletín Petrolero de la UE. De este modo, el litro de la sin plomo de 95 octanos se vendía de media a 1,025 euros en la última semana, después de subir más de un 2%, mientras que el gasóleo de automoción se encareció un 3,67%, hasta los 0,904 euros.

Con estos precios, llenar un depósito de 55 litros cuesta de media 5,87 euros más que el pasado mes de enero, mientras que si el motor es diésel, supone gastar 3,72 euros más que a principios de año.

Aun así, el último precio de venta de la gasolina es un 17,14% más bajo que el de hace un año y, si se compara con el máximo de 1,276 euros que marcó el 14 de julio de 2008, se ha abaratado el 19,67%. Por su lado, el gasóleo se ha abaratado un 29,87% en un año, y un 31,98% desde el máximo de julio de 2008.

En cuanto a las razones esgrimidas por el Gobierno para estas subidas, en opinión Salgado, con los aumentos de precio de hidrocarburos se contribuirá a conseguir una economía más "sostenible". Así, defendió que si se logra un menor consumo de gasolinas se reducirán las emisiones y, "si no fuera así", la subida contribuirá al "sostenimiento" de las finanzas públicas.

mala noticia para el fumador. Pero no sólo sube el impuesto para los hidrocarburos, también para el tabaco. Así, se eleva el nivel mínimo de los impuestos especiales de 70 a 91,3 euros por cada mil cigarrillos y se mantiene el tipo proporcional en el 57%, pero se aumenta el tipo específico de 8,2 a 10,2 euros por cada mil cigarrillos.

Esto, precisó, hace que la "marca más vendida de tabaco -que no identificó"- pase de los 3,10 euros por cajetilla a 3,29 euros. La vicepresidenta aprovechó, también en este caso, para recordar que en Portugal cuesta 3,55 euros y en Francia, 5,30. La ministra cifró el precio de "un buen número de marcas" en 2,84 euros, frente a los actuales 2,65 euros.

Por otro lado, el Gobierno aprobó un conjunto de medidas en el ámbito fiscal y presupuestario. En él, incluye la concesión de créditos extraordinarios y suplementos de crédito, por casi 20.000 millones, que permitirán financiar las prestaciones por desempleo y algunas de las medidas anunciadas por el presidente del Gobierno en el pasado debate del Estado de la Nación, como el proyecto Escuela 2.0 o el Plan VIVE de los buses.

Las medidas no gustaron a los consumidores. El secretario general de la Unión de Consumidores de España (UCE), Juan Moreno, destacó que afecta más a las rentas bajas que a la gente con mayor poder adquisitivo.

  • 1