Cultura

Subiendo un escalón

EEUU. 2010. Dirección: David Slade. Intérpretes: Kristen Stewart, Robert Pattinson, Taylor Lautner, Bryce Dallas Howard. Guión: Melissa Rossenberg. Fotografía: Javier Aguirresarobe. Color. Música: Howard Shore. Duración: 124 minutos. 18 años. Calificación: ***

el 01 jul 2010 / 20:26 h.

Fotograma de la pelicula 'Eclipse'.
-->--> -->

Servidor siempre se ha preciado de ser lo más dolorosamente sincero que se pueda en este rincón, y he de confesarles que, previo visionado de esta película, tenía preparadas toda una serie de ideas que iban desde hacer la crítica más corta de cuantas he escrito en el Correo (con un "Más de lo mismo" que lo habría dicho todo), hasta copiar directamente cualquiera de las dos que se escribieron en su momento para la primera y la segunda entrega y, hacia al final, revelarles que "igual que acabo de hacer copiando y pegando, es lo que Eclipse ha hecho". Todo ello venía derivado de los muchos (y muy fundados) prejuicios que guardaba respecto a la saga, motivo de furor entre adolescentes y sus madres: la cantidad de progenitoras que acompañaban al cine a sus hijas en la sesión superaba con mucho cualquier media.               

Antes de que se lleven a engaño y piensen que Eclipse es un punto y aparte en el devenir de la serie, he de advertirles que el hecho de haber puntuado con una estrella más a esta tercera parte nada tiene que ver con lo bien hilado de su libreto o la fuerza con la que los actores convencen al respetable. De hecho, en lo que respecta a ambos factores fundamentales, poca mejoría se nota si se la compara con sus predecesoras: la historia, derivada del folletín que es la novela de Stephenie Meyer, sigue acusando un ritmo muy irregular plagado de topicazos que provocan más de un bostezo cuando la acción se centra en su lamentable triángulo amoroso. Por otra parte, la capacidad de transmisión de los actores no ha mejorado ni un ápice, manteniendo tanto Pattinson como Stewart y Latner la misma con la que comenzaban su andadura, esto es, la equivalente a la de un mueble; sin que las adiciones de una hierática Dakota Fanning o la presencia anecdótica de la bella Bryce Dallas Howard redunden en mejorar la percepción global del reparto.

Llegados a este punto, lo más probable es que se estén preguntando qué diantres me ha llevado a puntuar como lo he hecho a Eclipse, una pregunta cuya respuesta tiene nombre y apellido, David Slade.

El realizador, que ya había demostrado lo que era capaz de hacer tras las cámaras tanto con su debut en Hard candy como en la estupenda adaptación que realizó del cómic de vampiros 30 días de oscuridad, se revela como la mejor decisión que, a nivel artístico, han tomado los productores de la saga Crepúsculo, y su labor en la silla de director es capaz de insuflar algo más de vida a lo que la insulsa Catherine Hardwick y el correcto pero tremendamente inefectivo Chris Weitz habían hecho en las dos entregas anteriores. Arrancando en ese estupendo prólogo, la mano de Slade se deja ver sobre todo en las tres secuencias de acción que, a la postre, son lo mejor de la función y sirven como sonoro reclamo para rescatar al público de los brazos de Morfeo, alcanzando su cénit en ese combate despiadado entre vampiros néofitos, el clan Cullen y los hombres lobo y dejando el listón algo más alto para áquel que le sucederá, un inesperado Bill Condon.

  • 1