Local

Sueños eléctricos

YAMAHA STRING DUO
**
XII Noches en los Jardines del Real Alcázar.

Fecha: Martes 30 de agosto. Vladimir Dmitrienco, violín. Nonna Natsvlishvili, violonchelo. Programa: Obras de Mozart, Brian Romberg, Jean-Baptiste Breval, Ignace J. Pleyel, Paul Wranitzky y Robert C. Clarke

el 01 sep 2011 / 08:41 h.

TAGS:

Nonna Natsvlishvili y Vladimir Dmitrienco son integrantes de la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla, donde él se ha posicionado como uno de los motores impulsores de algunas de sus propuestas menos ortodoxas, como los conciertos navideños o los Concerti grossi de Haendel con propinas cinematográficas.

Como dúo presentaron un recorrido por compositores clásicos muy reputados en su momento pero hoy relegados casi al olvido. La sombra de Mozart y Haydn estuvo omnipresente en un programa que se antojó demasiado monótono, destacando la muy hermosa ejecución del Dúo n. 2 del compositor salzburgués, rica en matices y sobria en sonoridades, defendida con un adecuado acento emotivo, enérgico ritmo y, como todo lo demás, con un alto nivel interpretativo.

El siempre inquieto y soñador Dmitrienco se empeñó a fondo en explicarnos las particularidades del instrumento protagonista, un violín eléctrico Yamaha Silent, incluso exhibiendo sus posibilidades roqueras a través de unos acordes del Owner of a Lonely Heart de Yes. Pero descuidó aclarar el orden seguido en la ejecución de las piezas, lo que hubiera sido conveniente teniendo en cuenta la reducción del programa previsto, la monotonía apuntada y tratarse de obras poco divulgadas.

En las antípodas de la tendencia actual a interpretar con instrumentos de época, el uso del violín eléctrico, muy apto para el estudio y la experimentación, provocó un sonido sedoso y homogéneo, manipulado por las señales electrónicas y la amplificación, lo que hizo que salvo en el sorprendente Humoresque del australiano R. Clarke, los resultados no sobrepasaran la mera y simpática curiosidad.

  • 1