domingo, 24 marzo 2019
22:50
, última actualización
Local

Sueños por conseguir un hogar

La suerte sonrió en la mañana de ayer a 22 familias utreranas. 2.561 sueños y esperanzas estaban depositados en el bombo de la ilusión, correspondientes al total de vecinos de Utrera que participaron en el sorteo de viviendas protegidas que se celebró en la ciudad. Foto: El Correo.

el 15 sep 2009 / 15:46 h.

TAGS:

La suerte sonrió en la mañana de ayer a 22 familias utreranas. 2.561 sueños y esperanzas estaban depositados en el bombo de la ilusión, correspondientes al total de vecinos de Utrera que participaron en el sorteo de viviendas protegidas que se celebró en la ciudad.

La caseta municipal del recinto ferial de Consolación fue el lugar escogido en esta ocasión para acoger a los centenares de ciudadanos que se dieron cita a la hora prevista. De nuevo los nervios y los murmullos llenaron las instalaciones cada vez que un número aparecía escrito sobre su correspondiente bola. Sin embargo, a pesar de la muchedumbre que abarrotaba la caseta, fueron pocos los gritos de felicidad que se pudieron escuchar a lo largo de la mañana.

Uno de ellos fue el de José Antonio, cuya familia ha sido ya tocada en varias ocasiones por la diosa Fortuna. En esta ocasión, según contaba lleno de alegría, los afortunados habían sido sus padres, a quienes intentaba localizar por teléfono para darles la buena nueva, ya que se encontraban trabajando. Su hermana, que también estaba inscrita en el sorteo, tuvo menos suerte; pero él no puede quejarse, porque hace un año ya le tocó otra vivienda, en la que reside actualmente.

Natalia no lo podía creer. Su nombre sonaba por la megafonía de la caseta anunciando que era una de las premiadas. Al oír su número, las sonrisas, besos y abrazos daban rienda suelta a la algarabía de un sorteo con pocos momentos emotivos.

Precisamente no fue hasta el final del acto, cuando la inmensa mayoría había desalojado de las instalaciones feriales, cuando otros gritos retumbaron en la caseta. Manuel, un utrerano al frente de una familia numerosa, mostraba la alegría junto a su madre, también presente en la convocatoria.

PARTICIPANTES. Son los rostros de la felicidad de 22 personas cuyo nombre tuvo la dicha de salir del bombo de los premiados, aunque fuera la minoría de los dos millares y medio de inscritos en el sorteo, que también tenían depositadas en él sus esperanzas. Un acto, antes de cuyo comienzo, el alcalde de la localidad, Francisco Jiménez, deseó suerte a todos los participantes y recordó que "en estos años, desde el Ayuntamiento y Produsa, en colaboración con la administración andaluza que hoy también está presente en este sorteo, hemos hecho algo desconocido, con un esfuerzo considerable, otorgando al pueblo de Utrera un número ingente de viviendas de protección oficial". Junto a Jiménez, también estuvieron presentes, entre otros, el gerente de la Sociedad de Promoción y Desarrollo de Utrera (Produsa), José Jiménez; y representantes de las constructoras que han edificado las VPO.

Las dos promociones de viviendas están situadas sobre una parcela de 1.655 metros cuadrados, con 15 viviendas en la trasera del santuario de Consolación; y en otros 990 metros cuadrados, con un total de siete viviendas en el Naranjal de Castillo. Las encargadas de edificar dichas viviendas han sido Beyflor y Aseteco SL, respectivamente.

  • 1