Deportes

Sunny: "No hay que desesperarse"

Sunny es uno de los futbolistas más criticados, pero él pide calma. "Sólo estamos empezando y no hay que volar, tenemos que ir despacito", dice el hispanonigeriano.

el 22 oct 2009 / 21:54 h.

Vanesa y José Carlos, frente a la Iglesia donde se casaron.
El Betis está mal, muy mal incluso, y una de las líneas más acechadas por la crítica es el centro del campo. Por la crítica y por el entrenador, que planea introducir allí a Arzu para enmendar un rumbo torcido ya desde hace cuatro jornadas. En esa zona actúa Sunny, que no obvia el mal momento del equipo aunque pide a los aficionados que no se agobien. "Estar primero o segundo ahora no significa ser el mejor. No hay que desesperarse por ser séptimos. No podemos volar, hay que ir despacito", apostilla el hispanonigeriano, que no pone trabas a su eventual sustitución en Gerona: "No hay ningún problema. El entrenador es quien ve cómo está el equipo y si tiene que hacer cambios. Contra el Real Unión y el Castellón jugué después de una lesión de casi un mes. No das el mismo rendimiento cuando estás parado que cuando juegas, pero poco a poco nos adaptamos", argumenta.

"Hay que intentar mejorar nuestra mala imagen, pero sabemos qué nos estamos jugando. Hemos tenido algunas bajas, aunque eso no tiene por qué influir, somos veintipico en la plantilla y hay cambios por si algún jugador no está. En esta categoría no hay favorito, cualquier equipo que juega contra nosotros viene con el cuchillo puesto y a morder", expone el verdiblanco, que habla de una Liga "muy abierta". "Jugar contra el Betis es como jugar contra el Real Madrid o el Barcelona. Tenemos que saber jugar ante eso", recalca el pivote, que a pesar de esa consideración tiene clara otra cosa: "Si el Betis sube será por un trabajo colectivo, no por el nombre. Con el nombre no subes, subes si los jugadores echan cojones en el campo".

El punto de partida está bien, pero el Betis lleva un mes sin respetarlo. "No es una cuestión de exceso de confianza ni de echar la culpa a nadie. Todos tenemos la culpa", reconoce Sunny, quien no cree que a los futbolistas les falte motivación: "Estamos jugando a nuestro límite. Si podemos meter cuatro o cinco goles, los metemos, pero el contrario no te va a dejar hacer lo que tú quieras. En Segunda te aprietan, no te dejan espacios, te respiran hasta en el cuello y es muy difícil. Hay que estar muy metidos", advierte. Sí admite que a los cracks, como Sergio García, "puede ser" que les esté costando más integrarse en la categoría. Y hablando del catalán... "Para mí es muy importante porque es el único delantero aparte de Mariano, que juega un poco atrás. No veo nadie que tenga parecido con él", admite. "Pero necesitamos de todo el mundo", aclara.

En general, la adaptación del grupo parecía una realidad tras la visita al Albacete, pero desde entonces... "En la vida no siempre te sonríen las cosas. Seguro que tendremos partidos difíciles, partidos fáciles y partidos normales, pero con la plantilla que tenemos estoy convencido de que vamos a superarlo", responde Sunny. El beticismo no se lo toma con tanta paciencia: "La afición no está contenta, pero yo le pido que se calme un poco, estamos empezando y seguro que la cosa va a cambiar. Sabemos que la gente puede sentirse mal y lo entendemos, nosotros tampoco queremos dar mala imagen", sentencia.

  • 1